Shakira y Piqué han llegado a un pacto. No ha sido fácil, de hecho, este lunes 7 de noviembre se reunieron con sus abogados durante más de 12 horas en la casa de Barcelona en la que convivieron cuando sí eran pareja. El futbolista, que ya está retirado, ha cedido a la petición de su ex y permitirá que la artista se lleve a sus hijos a Miami después de Navidades. Eso sí, con ciertas condiciones en lo que respecta a la guarda y custodia de Sasha y Milan.

Shakira Piqué
Gtres

El catalán podrá viajar allí cuándo y cómo desee y los gastos de sus viajes correrán a cuenta de la cuenta común. Además, los pequeños estarán todo este año en España, por lo que Piqué podrá apurar los últimos meses junto a ellos. Pero, ¿por qué ha decidido ceder el deportista? Según cuenta La Vanguardia, «ha querido sacrificarse por ellos para que no vivan una experiencia traumática». Y es que tras su ruptura la familia se ha convertido en objeto de todas las miradas, una situación con la que Shakira quiere terminar. Espera que una vez que se muden a Miami puedan apostar por la normalidad y recuperar las riendas de su vida.

Aunque han necesitado más de 5 meses, intensas reuniones y preacuerdos, los abogados de Shakira y Piqué están pletóricos. Por fin, todo ha acabado. Tan solo queda redactar un comunicado en el que quieren contar algunos datos y poner fin así a especulaciones. Si bien parecía que la paz nunca iba a llegar a la extinta pareja, lo cierto es que han decidido anteponer sus intereses y pensar únicamente en sus hijos. Ambos estuvieron de acuerdo en este encuentro maratoniano que acabó de madrugada, a pesar de que se aseguró en un principio que Piqué no había asistido y había dejado plantado a los presentes. Lejos de los rumores, utilizó una puerta lateral para acceder a la casa, evitando así que los paparazzis pudieran captar la imagen del momento. No quiso hacerlo a la salida y se le pudo ver en su vehículo salir de la vivienda, pero dentro de su vehículo y sin querer hacer declaraciones.

pique-destacada
Gtres

De este modo, se confirma que los hijos de Piqué y Shakira no terminarán el curso escolar en España. Los tres comenzarán de cero en Miami y Piqué deberá de de recorrer más de 7000 kilómetros en avión cada vez que desee verles, nueva vida a la que deberá hacerse. Aunque será más fácil para él este ‘modus operandi’ si se tiene en cuenta que desde el pasado fin de semana está retirado. El deportista ha colgado las botas, lo que le dejará mucho más libre su agenda y le permitirá viajar siempre que lo desee. Shakira debe estar feliz de que finalmente se haya cumplido su deseo.

Y si la cara es el reflejo del alma quien se puede confirmar que también está satisfecho es su abogada, al igual que el letrado que representa a Piqué. Ambos atendieron a la prensa al abandonar el domicilio de la ciudad condal en el que reside Shakira y confirmaron que había «pacto de mutuo acuerdo».

Vídeo: Europa Press