Fotomontaje (fotos Gtres)

Shakira, Gerard Piqué y su otro encuentro por sus hijos: el detalle que llama la atención

Shakira y Piqué han vuelto a verse las caras, esta vez en la función navideña de uno de sus hijos en el centro educativo.

Shakira y Piqué este jueves se reencontraron en los juzgados de Barcelona. Lo hicieron con el hacha de guerra enterrada y es que tan solo debían firmar el acuerdo de separación y convenio regulador con el que ambos estaban de acuerdo. Tan solo 19 minutos estuvieron en el interior, unos instantes en los que apenas se cruzaron debido a que firmaron por separado. "Creo que no se han saludado", dijo Ramón Tamborero, abogado del exfutbolista. Un compromiso tras el que no se supo cuándo se iban a volver a ver. Pues bien, solo unas horas más tarde los dos acudieron a la función navideña de su hijo Sasha, la cual celebraba el colegio y requería a sus familiares, evento que, por supuesto no se quisieron perder.

Vídeo: Europa Press

Shakira se pudo ver junto a su hermano Tonino, una pieza fundamental para él que le acompaña en multitud de momentos importantes y con el que llegó en su propio vehículo. Piqué, por su parte, fue junto a su madre, quien quiere aprovechar al máximo estas últimas semanas de sus nietos en España. Si bien ninguno hizo declaraciones, llamó la atención la actitud de cada uno de los padres y es que mientras Shakira quiso aprovechar para estar en el centro educativo tras la función, Piqué se fue justo tras la fiesta. De este modo, se demuestra que estos exs procuran no pasar demasiado tiempo en el mismo sitio, evitando así momentos incómodos como sucedió en este caso. Una diferencia de 20 minutos es el tiempo que pasó desde que Piqué abandona el lugar y Shakira le sigue los pasos, por lo que ni siquiera a la salida coincidieron. Este detalle llama poderosamente la atención, pues a pesar de haber firmado el acuerdo y haber coincidido solo unas horas antes, Piqué y Shakira ahora evitan hablar y cruzar mirada.

Vídeo: Europa Press

Con el fin de evitar momentos tensos, Piqué no acudió junto a Clara Chía, quien en este tipo de eventos todavía no está presente y tan solo se lo dijo a sus progenitores, uno de sus grandes apoyos. Cabe recordar que fueron ellos los que justo el día en el que se retiró del fútbol y colgó las botas revelaron la complicada etapa que arrastra desde hace meses. "Se va ahora del Barça porque no quiere irse por la puerta de atrás. Necesita estar tranquilo para resolver sus problemas con Shakira", dijeron sus progenitores a sus personas de confianza tras disputar su hijo el partido. Demostraron estar preocupados y admitieron haber sido testigo de los meses "muy complicados" que había afrontado Piqué, una página en la que, por fin, se estaba avanzando. Con el acuerdo firmado, Piqué y Shakira pueden seguir con su vida y empezar con los cambios que los dos han rubricado ante el juez.

Todo apunta a que será después de Navidades cuando Shakira se mude con Sasha y Milán a Miami, donde ha previsto comenzar de cero. Allí tiene casa en propiedad, colegios ya encontrados para sus pequeños y un sinfín de planes por delante que está deseando cumplir. Así las cosas, Piqué se ha organizado su agenda para estar 10 días al mes en Miami, período en el que estará viviendo con ellos y en el que disfrutará a cada de instante de sus dos hijos. Sin casa alquilada ni comprada todavía, lo cierto es que el empresario siente incertidumbre por la nueva etapa que ya está a la vuelta de la esquina.

Si quieres actualizar tus preferencias de consentimiento haz click en el siguiente enlace