SEMANA.

Shakira desconecta junto a sus dos hijos en las playas de Cantabria

Cuenta las semanas para iniciar una nueva vida en Miami junto a sus dos hijos: Milan (9) y Sasha (7). Pero antes de cruzar el charco y dejar atrás para siempre su vida en Barcelona, Shakira (45) apura los días en nuestro país disfrutando de una de sus aficiones preferidas y en la mejor de las compañías posibles. El pasado viernes cogió un avión privado desde el aeropuerto del Prat junto a sus dos hijos y su hermano Tonino, su persona de confianza, y, aunque muchos pensaban que el destino era ya la ciudad de Florida, la realidad es que el vuelo aterrizó en Bilbao. Una vez en la ciudad vasca les esperaban dos furgonetas en las que pusieron rumbo a Cantabria, concretamente a la zona de la playa de Oyambre, entre Comillas y San Vicente de la Barquera, un lugar muy conocido para la cantante colombiana.

La cantante ha pasado el fin de semana en Bilbao con sus hijos

AGENCIAS.

Su deporte favorito

La familia se alojó en una casa que ya alquilaron en las visitas de otras ocasiones, para disfrutar de un tranquilo fin de semana practicando surf, uno de los deportes preferidos de la artista de Barranquilla. A pesar de las bajas temperaturas del agua en esta época del año, Shakira y los sus dos hijos estuvieron en la playa de Oyambre con la tabla cogiendo olas. Lo hicieron acompañados del monitor que conocieron la primera vez que estuvieron en la zona y que se ha convertido en un gran amigo de la cantante.

Pendiente en todo momento de ella, el monitor la ayudó a enfundarse el traje de neopreno y la acompañó hasta meterse en el agua con la tabla en la mano. Shakira quiso inmortalizar su fin de semana de playa en Cantabria con una foto para el recuerdo que les hizo el instructor con el teléfono móvil, en la que posaron ella y sus dos hijos con la tabla de surf.

AGENCIAS.

Un lugar muy querido

Después de disfrutar de un largo rato en la playa, volvieron a la casa que siempre alquila cada vez que visita la zona y a donde también fue su amigo. Han sido varias las ocasiones a lo largo de estos años en las que la familia ha acudido a la playa de Oyambre, una de las más bonitas de España, para coger olas. La última vez que habíamos visto a la cantante y sus dos hijos fue el pasado mes de junio, pero también lo hacía en su feliz época al lado de Gerard Piqué y los cuatro se divertían con las tablas de surf.

AGENCIAS.

Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Aunque finalmente han llegado a un acuerdo, la relación entre la cantante y el futbolista es inexistente y no mantienen ninguna comunicación, más allá de la necesaria por sus dos hijos. Solucionado el tema de la custodia de los niños, a Shakira todavía le queda el frente de Hacienda. Acaba de presentar ante el juez un escrito de defensa tras ser acusada de una presunta evasión de impuestos en España y está a la espera de juicio.

X