Jesulín de Ubrique, junto a sus hermanos, Carmen, Humberto y Víctor, han celebrado una íntima misa funeral en memoria de su padre, Humberto Janeiro, en el primer aniversario de su muerte. SEMANA ha tenido acceso a imágenes en exclusiva


Humberto Janeiro, el patriarca del clan de Ambiciones, falleció a los 76 años hace ahora un año, concretamente el pasado 9 de agosto de 2020, sumiendo en la tristeza a sus cuatro hijos y el resto de la familia. Una infección derivada de su diabetes resultó fatal y ahora sus hijos vuelven a unir sus fuerzas para rendirle homenaje y honrar a su memoria en una cita en la que se han dado cita sus seres queridos. La revista SEMANA ha tenido acceso a unas imágenes en exclusiva en las que se muestra cómo Jesulín de Ubrique, junto a sus hermanos Carmen, Humberto y Víctor, se reúnen en el primer aniversario de la muerte de su padre en la Iglesias Santa María de Guadalupe, situada en la localidad gaditana de El Bosque, en una misa funeral en su recuerdo.

Se trata de un acto de carácter íntimo en la que Jesulín de Ubrique y sus hermanos rezaron en memoria de su padre en una iglesia situada a tan solo 5 kilómetros de distancia de Ambiciones, la finca familiar. Pese a su proximidad, quienes no pudieron asistir fueron María José Campanario y Beatriz Trapote, quienes sí estuvieron apoyando a sus maridos en el tanatorio y en el entierro póstumo de Humberto Janeiro hace ahora poco más de un año.

SEMANA

Pese a su sonada ausencia, en las fotos que muestra SEMANA en su nuevo número, que puedes encontrar a partir de este miércoles en tu kiosco más cercano, nos permite ver cómo es en realidad la relación entre los cuatro hermanos Janeiro. Jesús, Carmen, Humberto y Víctor hicieron piña en su dolor, recordaron a su padre con anécdotas que les unía y lloraron su pérdida, pero una vez fuera de la iglesia se pudo ver a los hermanos departir entre ellos y con otros asistentes a la misa funeral. Una oportunidad de reencontrarse de nuevo los cuatro hermanos que, por desgracia, no es muy habitual, dado que viven alejados unos de otros, aunque su relación no se haya resentido por la distancia geográfica.

Vídeo: Europa Press

La familia ha optado por no realizar una gran ceremonia en el primer aniversario de Humberto Janeiro, optando por un acto de carácter íntimo y estrictamente familiar. Quizá fuese por cuestiones sanitarias, al encontrarnos en plena pandemia del coronavirus, aunque también puede ser para honrar la memoria de su padre con la solemnidad que se merece y tratando de alejar miradas ajenas de la misa y sus conocidos asistentes. Eso sí, a la salida de la iglesia no tuvieron reparo alguno en dejarse fotografiar para las fotos que la revista SEMANA te muestra en exclusiva en su nuevo número.

¡Corre a tu kiosco y no te quedes sin tu ejemplar!