El fallecimiento de sus padres y la guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja le pasan factura a Irene Rosales. Todo, en el nuevo número de SEMANA


Un nuevo número de SEMANA, cargado de actualidad, ya está a la venta en tu kiosco más cercano. La protagonista de nuestra portada es Irene Rosales, que está viviendo sus horas más bajas y ha confesado que no puede más y que la situación le está sobrepasando. Ha sido un año muy complicado para la joven sevillana, que en tan solo un año, en el 2020, perdió a sus dos padres. A este momento tan delicado se le suma la batalla que tiene su marido, Kiko Rivera, con su suegra, Isabel Pantoja. Un cúmulo de cosas ha hecho que Irene Rosales estalle.

Irene Rosales confiesa que necesita ayuda profesional para sobrellevar este bache

En el interior de tu revista favorita, que ya puede encontrar de forma física en los quioscos, o descargando la versión online AQUÍ, puedes encontrar todos los detalles del complicado momento al que se está enfrentando la colaboradora de televisión. De hecho, incluso su matrimonio está viviendo sus horas más bajas después de que Kiko revelara todos los problemas que tiene con su madre. A pesar de que Irene le ha apoyado en todo momento, la situación le está sobrepasando y ha confesado que necesita de ayuda psicológica para conseguir superar este momento que está atravesando. En tu revista favorita, podéis encontrar las desgarradores declaraciones de Irene.

SEMANA

«Aparentemente estoy fuerte, pero no lo estoy. No me veo fuerte. Necesito mi tiempo de asimilar muchas cosas que me han ido pasando. No puedo más. Estoy muy agotada», asegura Irene Rosales, que ha tenido que «tirar» de su familia en solitario. Además, una de las personas fundamentales en su vida y que siempre le ha ayudado a superar los momentos complicados ha sido su madre, que falleció hace justo un año. Meses después también falleció su padre.

El dolor de la colaboradora de televisión tras la irreparable pérdida de su madre

Irene Rosales siempre ha estado muy unida a su madre, por lo que su fallecimiento supuso un momento crítica para la sevillana. La joven ha recordado que le falta un pilar fundamental, su madre, y lo manifestaba con las siguientes palabras: «La única realidad es que no la voy a tener más. No la tengo más de por vida. Pienso en el hoy y los días que me quedan, no voy a tener a mi madre. Ese es el dolor que tengo tan grande. No va a haber nada que me lo repare», ha señalado rota de dolor.

A la colaboradora de televisión le ha superado la situación de este último año y por eso ha pedido ayuda profesional para superar el delicado estado de ánimo en el que se encuentra tras los duros golpes que le ha dado la vida en el último año.