La colaboradora de ‘Viva la vida’ está feliz con su nueva ilusión, un joven de 22 años al que Terelu ya conoce. Te contamos todos los detalles en exclusiva en SEMANA.


Hace tan solo dos semanas Alejandra Rubio, de 21 años, confirmaba que su relación con Álvaro Lobo, con quien se había dado una segunda oportunidad, llegaba a su fin. La joven quiso dejar claro que la ruptura se había producido de forma amistosa y por motivos que nada tenían que ver con terceras personas. Pero tal y como ella misma ha confesado ahora, el final de su noviazgo ocurrió bastante antes de que trascendiera la noticia, concretamente hace dos meses. Y, por ello, este verano la colaboradora ha tenido tiempo para conocer e ilusionarse con un nuevo joven. Un nuevo amor del que te contamos todo en el nuevo número de SEMANA en exclusiva.

Tiene 22 años y le encanta el deporte

El hombre que le ha robado el corazón a la nieta de María Teresa Campos se llama Carlos Agüera, tiene 22 años, vive en Málaga y es muy deportista. Además, le encanta viajar y pasar tiempo con sus amigos de siempre. Y un detalle muy importante: ya conoce a su suegra, Terelu Campos.

SEMANA

Terelu Campos ya conoce al nuevo novio de su hija

Que Terelu lo conozca es una clara señal de que la relación va viento en popa. “Estando en Málaga me dijo que me iba a presentar a una persona y añadió: Sé simpática”, ha explicado la malagueña el pasado sábado en el programa en el que colabora, ‘Viva la vida’. Sin embargo, la presentación fue más breve de lo esperado: “Me lo presentó yo creo que diez segundos, no duró más. Y yo digo: ¿Cómo voy a ser simpática en diez segundos?”, afirmaba entre risas Terelu ante la mirada atenta de su hija.

Tras su ruptura con Álvaro Lobo, Alejandra Rubio busca un amor secreto

Al menos por el momento, Alejandra quiere mantener esta ilusión en secreto. Tanto es así que se mostró muy molesta cuando el programa amenazó con mostrar públicamente una silueta de cartón a tamaño real con la imagen de su nuevo novio. Aunque el enfado le duró poco y acabó tomándose con humor que sus compañeros hubieran descubierto su romance e incluso decidió llevarse la silueta a casa envuelta en una manta para que nadie la viese. Eso sí, la colaboradora tuvo que pedir ayuda a sus compañeros Marisa Martín Blázquez y Suso para meter la figura en el coche y llevársela a hurtadillas. Y, mientras se desvelan más datos del joven, lo que sí ha querido aclarar Alejandra es que ahora mismo está feliz, aunque aún no se atreve a calificar su relación como de ‘novios’.

SEMANA

No te pierdas el próximo número de SEMANA para conocer nuevos detalles e imágenes sobre el joven que ha devuelto la ilusión a Alejandra Rubio. Una joven enamorada y feliz… de nuevo.