La presentadora de los Informativos de mediodía de Telecinco ha conseguido en la sombra ser tan famosa como su amiga, Sara Carbonero. Eso sí, lo ha conseguido de manera sigilosa y con mucho trabajo. Te explicamos su secreto para conseguirlo (y mantenerse).


Isabel Jiménez es ya una de las caras más conocidas de la televisión. Pero no es el único logro profesional que ha conseguido durante su carrera profesional. La presentadora de los Informativos del mediodía de Telecinco ha logrado con su aparición en la pequeña pantalla convertirse en ‘influencer’, lo que le ha abierto puertas como imagen de algunas marcas de moda o de cosmética.

A pesar de que cuenta todavía con más de 316.000 seguidores en Instagram, el hecho de ser muy amiga de Sara Carbonero le ha permitido recibir ofertas de trabajo que no ha podido rechazar. Es ya ‘influencer’ y esto ha hecho que sea imagen de algunas marcas de moda, como hemos comentado anteriormente, pero también le ha permitido publicar un libro, ‘Y tú, ¿qué harías para salvar el planeta?’, y crear junto a la periodista una web de venta de ropa y complementos, ‘Slowlove’, que sigue siendo un negocio de éxito.

Todo este éxito profesional contrasta con la manera que ha tenido Isabel Jiménez de mantener su vida personal al margen del éxito laboral. La periodista ha sabido separar, de manera muy acertada, su vida personal de la profesional. De hecho, sabemos de ella por lo que comparte en sus redes sociales, aunque eso sí, también tiene que convivir -de manera más relajada que otros rostros conocidos- con la presencia de algún que otro paparazzi, que ha fotografiado algunos de sus paseos en familia o sus salidas del hospital cuando ha dado a luz a sus hijos.

Isabel ha conseguido ser un rostro conocido por varios motivos

© Gtres.

Conocemos gran parte de su vida cuando abandona el plató de los Informativos de Telecinco. Y gran parte de la culpa la ha tenido su amistad cercana con Sara Carbonero. Y por supuesto, también las redes sociales. Sin embargo, hay que saber qué mostrar en estas plataformas para tener éxito.

Y ella lo ha hecho bien, muy bien. El secreto no es más que mostrarse natural y compartir sin aderezos su día a día, sin poses ni filtros. Simplemente su vida tal y como es. Ratitos con sus hijos en casa, sus paseos por la calle con ellos o sus mascotas, sus momentos de lectura, sus ratos en el plató antes y después de cumplir con su trabajo o sus salidas a restaurantes.

Por su forma de vida, Isabel Jiménez se ha hecho con el interés de muchos seguidores de las redes sociales. Cuenta con unos fans fieles y parece que pocas son las veces que recibe mensajes crueles o críticas. No obstante, si los recibe, ella prefiere obviarlos y no darle protagonismo. Porque algo que tiene claro es que antes de ‘influencer’, es periodista y le apasiona contar cada día la actualidad informativa, aunque estemos en una época de pocas buenas noticias.