«He estado malísima. ¿No sabes la última? Me he hecho una liposucción en todo el cuerpo», ha afirmado en el plató de ‘Secret Story’.


Steisy ha regresado al debate de ‘Secret Story’. Lo hacía tras unas semanas de ausencia. ¿El motivo? Se ha sometido a una última operación estética. La extronista de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ no ha dudado en hablar abiertamente del tema con Jordi González a quien, una vez más, ha dejado atónito. «He estado malísima. ¿No sabes la última? Me he hecho una liposucción en todo el cuerpo». No solo eso, también ha realizado una promesa.

Telecinco

La granadina ha entrado en algunos detalles como que pasó por el quirófano con el objetivo de lucir una figura perfecta. Una intervención a la que también se denomina «remodelación 360» con la que marca la zona abdominal, le han realizado un levantamiento de glúteos y ha reducido la barriga. Steisy ha añadido emocionada que se había puesto «hasta culo». Por el, momento continúa recuperándose.

Eso sí, ha prometido que mostrará los resultados lo antes posible. Además, no ha dudado en levantarse en el plató de Mediaset para que se viera un adelanto. Incluso se ha despojado en parte de su vestido y se ha visto que aún lleva faja. Una reacción que ha despertado el aplauso inmediato del público. «Vengo aquí hasta con el suero puesto, tengo una madera puesta», le decía al presentador.

Telecinco

Ha prometido que hará un paseíllo para que toda la audiencia de ‘La casa de los secretos’ pueda apreciar cómo ha cambiado su silueta después de la operación. «Cuando me la dejen quitar te prometo que me pongo una ropa interior superchula y me doy un paseo por aquí para que todo el mundo vea el cuerpazo que se me ha quedado. Típico de una que no tiene secretos, ni vergüenza».

Gracias a esta operación ha reducido una talla, pero ha sufrido bastante, tal y como ella misma ha contado a través de sus redes sociales. “Los primeros tres días te quieres morir. Al tercero ya estás bien». Explicaba que no había sido «dolorosa», pero la calificaba de «incómoda». También añadía que había merecido la pena. «Me he operado porque hay zonas de mi cuerpo que por culpa de esa subida repentina de peso, nunca iban a ser igual y quiero moldearme esas zonas».

Engordó 30 kilos

La granadina ha hecho partícipes a sus seguidores de cómo durante una etapa de su vida ha sufrido demoledoras críticas por su físico. «En ese momento me criticaban cuando estaba muy delgada por motivo de mi obsesión con el trabajo, o cuando sufrí anorexia con 18 años por la necesitad de auto maltratarme (cosa que no tiene nada que ver con los kilos, ni con la persona que veía en el espejo), en ese momento, me decían saco de huesos, estás enferma, das asco». Ha explicado que a consecuencia de aquellos «traumas» desarrolló una enfermedad y el diagnóstico médico fue erróneo. «Me medicaron y encima engordé 30 kilos. La persona que veía en el espejo no era yo, pero seguía siendo guapa».