Está siendo un verano diferente para Sara Carbonero. La periodista se recupera de la operación a la que fue sometida en el mes de mayo a consecuencia de un cáncer de ovarios. Un duro golpe que le llegó a escasas semanas de que su marido, Iker Casillas, sufriera un infarto. Pese a la complicada situación, la presentadora no ha dejado de lado su faceta de influencer. Y es que siendo una de las famosas españolas más seguidas en Instagram, sus elecciones de estilo continúan marcando tendencia allá por donde va.

El susto de Sara Carbonero e Iker Casillas con sus hijos en vacaciones

La toledana ha mostrado a través de una historia su original manicura, en la que predominan diferentes tonos pasteles que combinan a la perfección con un bronceado envidiable. Colores que han sido elegidos por dos de los pilares de su vida: sus hijos.

«Cuando tus hijos eligen tu color de uñas entre los dos», escribía Sara Carbonero en la historia de Instagram en la que lucía el resultado. Una buenísima elección que, en este caso, tiene un significado emocional muy importante.

Pese a que la suerte no parece haber acompañado a la familia Casillas-Carbonero en los últimos meses, tanto Sara como Iker han querido que sus pequeños vivan esta circunstancia de la mejor manera posible. La pareja ha pasado recientemente unos días en Navalcarnero (Ávila), donde han disfrutado, en compañía de sus pequeños, de los parajes naturales que vieron crecer al jugador.

A pesar de que no está pasando por su mejor momento, la periodista sigue luciendo tan bella como de costumbre. Un físico privilegiado que pasea en sus redes sociales y que la consolidan como una de las celebrities más deseadas por las marcas para promocionar sus productos. Actividad que continúa realizando, a pesar su momentáneo parón profesional debido a las circunstancias que la atañan.