Sara Carbonero ha vuelto a su trabajo como periodista en Radio Marca. Ha sido en su primer día cuando ha querido hablar sobre su enfermedad


Este miércoles, Sara Carbonero sorprendía volviendo al trabajo. Tras unos años retirada del periodismo, la presentadora ha vuelto de la mano de Radio Marca, donde comenzó su andadura profesional hace quince años. Sara tendrá su propia sección bajo el nombre de “Que siga el baile”, dentro del programa “T4” con Vicente Ortega los martes y jueves a las 17 horas. A pesar de que este miércoles volvió a los estudios, no será hasta el próximo mes de enero cuando oficialmente comience con su trabajo.

Tal y como ha dicho la propia Sara, se trata de «una sección que será mi pequeño rinconcito para ‘cambiar el mundo, hablar de más o enredar un poco…’ como lo resumirían Leiva y Rubén. Un espacio radiofónico donde descubrir historias de esas que te hacen vibrar el alma con invitados de excepción y, sobre todo, con la presencia de una protagonista indiscutible, la música. Porque yo no concibo la vida sin ella y la radio es su mejor altavoz. Uno no puede tocar la música, pero ella sí puede tocarte a ti (y de qué manera lo hace). Cuando la vida te sobrepasa, cuando revientas de alegría, cuando la necesitas sin más. En fin, no apaguéis jamás la música de vuestras vidas y…que siga el baile», escribía la presentadora en su perfil de Instagram tras su primer día en su particular «vuelta al cole».

Sara Carbonero asegura que ha sido más fuerte de lo que pensaba

De hecho, durante su primer día, Sara Carbonero ha querido sincerarse sobre su enfermedad, que le obligó a darse un respiro y parar todos los proyectos en los que estaba implicada. Hay que recordar que cuando le detectaron el cáncer de ovarios, Sara había comenzado a trabajar en una sección de entrevistas para Deportes Cuatro. La presentadora ha querido sincerarse tanto de su vida profesional como personal.

Hay que normalizar las cosas, pasan a mucha más gente de lo que pensamos pero pensamos que a ti no te toca”, ha dicho Carbonero. Y añadía que «es otra etapa, hay que aprender a vivir con lo que hay, sin miedo, y he aprendido que todos somos más fuertes de lo que pensamos, a valorar muchas cosas y sobre todo a vivir con mayúsculas porque antes no saboreábamos las cosas«, ha explicado. Además, ha asegurado que ha aprendido mucho durante estos meses tan complicados.

En su vuelta al trabajo está apoyada por su marido, Iker Casillas. Aunque la pareja ha vivido sus horas más bajas después del infarto del portero y de la enfermedad de Carbonero, ahora están mejor que nunca. «Fenomenal, me anima, me apoya, le trae también muy buenos recuerdos, aunque en esa época no nos conocíamos. Todo lo que sea que yo esté contenta e ilusionada él está contento”, ha contado la periodista.