La colaboradora de ‘El Hormiguero’ ha compartido hace unas horas cómo está su rostro tras permanecer durantes varios días de cuarentena en su casa por coronavirus.


Los días parecen no pasar. Pilar Rubio lleva ya bastantes días en cuarentena tras haber dado positivo en coronavirus. Ella misma desveló que se había contagiado tras el positivo de su marido, Sergio Ramos. «Quiero compartir con vosotros que di positivo en Covid-19 en una prueba que me hicieron el viernes. Por ahora, afortunadamente, lo estoy pasando asintomática y guardando cuarentena en casa«, ha comenzado diciendo la presentadora a través de un Story de Instagram. «Estoy deseando incorporarme a mi trabajo. Mucho ánimo a todos los que estáis pasando o habéis pasado por esto”, escribía.

Pues bien, ahora ha querido compartir con sus seguidores las consecuencias de estar encerrada durante tanto tiempo. Y es que su rostro ya se resiente. Ella misma ha querido mostrar cómo está su cara, sin filtro ni maquillaje. Junto a la imagen, ha escrito tan solo unos puntos suspensivos, que dejan claro las ganas que tiene de que se acabe su confinamiento y de que pueda volver al trabajo.

Pilar Rubio ha enseñado cómo está su rostro en plena cuarentena

© Redes sociales.

El pasado 13 de abril, el Real Madrid C.F emitió un comunicado anunciado el positivo de Sergio Ramos en coronavirus. «El Real Madrid C. F. comunica que nuestro jugador Sergio Ramos ha dado resultado positivo en el último test de COVID-19 que se le ha realizado», rezaba. Desde entonces, Pilar Rubio tuvo que guardar la cuarentena obligatoria por contacto directo con una persona positiva. Días después, la presentadora se tuvo que realizar un test y hace unos días confirmaba que también había dado positivo en coronavirus. No fue hasta tres días después de conocer la noticia cuando la ha querido hacer pública.

Así están pasando la cuarentena la pareja en casa

A pesar de que están siendo momentos delicados para la pareja, ambos se encuentran en perfecto estado y han asegurado que son asintomáticos. Sin embargo, una imagen compartida por el futbolista hace apenas unos días, hacía saltar las alarmas sobre un posible empeoramiento del jugador del Real Madrid.

Sergio Ramos compartía una imagen de él mismo tumbado en la cama de su casa recibiendo oxígeno. Esta publicación preocupó mucho a sus seguidores, que creían que se encontraba mucho mejor tras su positivo en coronavirus. «Recuperándome», escribía junto a la instantánea.

Esto extrañó mucho a todos, ya que hacía apenas unos días mostraba que estaba entrenando en casa para no perder la forma. «¿Quién dijo virus 🦠? Volveremos, que nadie tenga la menor duda», escribió hace unos días junto a un vídeo practicando deporte al aire libre. A pesar de estar enfrentándose a la enfermedad, Sergio Ramos seguía poniéndose en forma y no había nada ni nadie que le parara. Ahora solo esperan que pase la cuarentena y poder retomar sus compromisos profesionales.