Rosario Mohedano no quiere hablar de Antonio Tejado, su exmarido, a pesar de que está atravesando uno de los peores momentos de su vida tras la muerte de su padre a los 62 años víctima del coronavirus. Su madre, Rosa Benito, sí que ha querido mandar un mensaje de alivio


Antonio Tejado está destrozado después de que este lunes perdiese a su padre, Juan Carlos Tejado, hermano de la cantante María del Monte, a consecuencia del coronavirus a los 62 años. Las imágenes de dolor de la familia en su último adiós en el tanatorio de Mémora Sevilla han conmocionado a todos, y es que la pandemia sigue sin dar un respiro a pesar de que se van relajando poco a poco las medidas de contención. Unas dramáticas circunstancias a las que Rosario Mohedano, exmujer de Antonio Tejado, ha preferido no entrar a valorar, optando por el silencio cuando es preguntada sobre la muerte del que un día fuese su suegro. La cantante, que ha mantenido duros enfrentamientos con su expareja, prefiere no ofrecer declaraciones para evitar que sus palabras sean malentendidas y pueda añadir más dolor al que ya sienten los que fueran su familia política.

Vídeo: Europa Press

Rosario Mohedano acudía a una administración de la ONCE para buscar fortuna comprando un cupón. La cantante prefiere no entrar en las delicadas cuestiones que han colocado a su familia en la picota informativa. No solo respecto a la muerte del padre de Antonio Tejado, sino también todo lo referido a Rocío Carrasco y las revelaciones que han dado un vuelco a la verdad imperante en los últimos años. Una estrategia con la que se asegura mantenerse al margen de la polémica, en la que sí ha entrado su madre, Rosa Benito, como así sucedió este martes, tras conocerse la muerte de su consuegro.

La colaboradora de televisión sí que quiso tener bonitas palabras de consuelo hacia la familia de Antonio Tejado, dejando a un lado todo lo que les ha distanciado en los últimos años. También Rosa Benito se ha visto en la obligación de valorar semana a semana las declaraciones de su sobrina, Rocío Carrasco, desde su silla de ‘Ya es mediodía’. A veces se muestra más comprensiva con su dolor y con lo que tuvo que atravesar, pero en otras ocasiones sus propias vivencias y experiencias confrontan con la versión que su sobrina ofrece en ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Vídeo: Europa Press