La cuarentena está invitando a que podamos adentrarnos en la vida de nuestros famosos. Y es que estamos obligados a permanecer más tiempo en casa, por lo que cada vez es más común que compartan tiempo con sus seguidores, revelando incluso confesiones inesperadas. La última de ellas ha sido la esposa de David Bisbal, Rosanna Zanetti. La venezolana ha lanzado una pregunta en su perfil de Instagram para que sus followers decidan qué tema les gustaría que la modelo tratara a través de sus stories. Debían elegir entre maternidad y belleza y, aunque los votos estaban muy reñidos, finalmente se han decantado por que cuente cómo ha sido su experiencia como madre del pequeño Matteo. Una opción que ha aprovechado para tratar de ayudar a muchos de ellos respondiendo preguntas, en base a lo que ella ha vivido.

Aunque una de sus declaraciones más llamativas llegan al comienzo del encuentro que Rosanna ha mantenido con sus casi 500.000 seguidores, ya que se desconocían los problemas que había sufrido durante su embarazo. «No pude hacer ejercicio durante mi embarazo, aunque me hubiese encantado seguir con la rutina que tenía de antes. Ejercicios nuevos como Pilates o Yoga. Porque las primeras semanas estaba agotada y porque tuve amenaza de aborto, la cual hizo que estuviese muchas semanas en reposo absoluto. Ni podía ni me quería arriesgar. Estaba acostada, por lo que ahora esto es fácil porque al menos me puedo mover», ha dicho Zanetti en su red social. Y es que tanto ella como el artista y su pequeño están confinados y no pueden salir de casa, salvo para adquirir alimentación, trabajar, ir a la farmacia o por causas de fuerza mayor.

Otro de los asuntos que Rosanna ha querido aclarar fue el tiempo que tardó en quedarse embarazada. A pesar de que el matrimonio creía que tardarían en alcanzar el sueño de ser padres, nada más lejos de la realidad. «No tardé mucho en quedarme embarazada. Mucha gente me dijo que como había tomado métodos anticonceptivos durante bastante tiempo no se iba a quedar embarazada. A la semana y pico me quedé embarazada. No me tuve que hacer una prueba, sino que me tocaba una revisión y ahí me enteré», comenta ilusionada.

También tuvo suerte en los cambios que sufrió su cuerpo. Son mínimos y tan solo se redujeron a la última etapa. «Aumenté 12 kilos en total y no sufrí ni inflamación ni retención de líquidos. Fue en el último mes de embarazo porque había andando mucho o había estado mucho tiempo sentada», explica. Sin embargo, esta tan solo es su experiencia, por lo que no es extrapolable al resto de mujeres. En su caso, casi todos síntomas se redujeron al primer trimestre. «No tuve vómitos, ni nauseas pero el primer mes tenía cansancio extremo. En el segundo trimestre mucho mejor, mejor de cuerpo y más activa. Pero empezó el tema de los olores, no podía ver la proteína animal como carne o pescado. Solo me apetecían comidas simples. En el tercer trimestre solo tenía barrigón», dice entre carcajadas. Tanto es así que, aunque tenía la certeza de que sus únicos antojos «serían pizzas, hamburguesas y dulces» porque estos últimos le encantan, «fueron las lentejas y eso que no es mi plato favorito».

Pero ¿qué cambios ha sufrido en su cuerpo tras dar a luz? Casi un año después de ser madre, Rosanna ha revelado que después del parto descubrió que tenía algunas estrías al rededor de su ombligo, sin embargo, todavía no ha podido realizarse ningún tratamiento estético que las elimine para siempre o al menos pueda reducirlas. «Justamente me salieron estrías en la última semana del embarazo, en una parte del ombligo. Los primeros días no me hacían feliz, no me he hecho ningún tratamiento para las estrías porque estaba dando pecho y no podía», explica la maniquí. Este jueves Zanetti tiene previsto responder a algunas dudas sobre sus tips de belleza, los cuales suele realizarse en el centro de belleza al que acuden las famosas, Tacha Beauty.

View this post on Instagram

Amor eterno!! 💓@rosannaZanetti

A post shared by Davidbisbal (@davidbisbal) on

Todavía se desconoce si en esos stories estará presente su marido, David Bisbal, pues, aunque ha aparecido en contadas ocasiones esta vez, el cantante ha intervenido y ha demostrado a los seguidores de la venezolana que mantienen una sólida relación y sobre todo que se llevan de maravilla tras varios años juntos.

El ‘teletrabajo’ del artista

Él, por su parte, ha compartido cómo está llevando el teletrabajo. Con su pequeño en los brazos y frente al ordenador, David Bisbal ha confesado cómo se apaña para que todos sus proyectos salgan adelante. «Trabajando, seguro que muchos de vosotros estáis así. Vamos allá. Estoy trabajando en algo muy bonito».