La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores hizo un viaje duro pero exprés a Madrid este pasado jueves, puesto que este viernes celebra el cumpleaños de su novio, Manuel Bedmar.


Rocío Flores está pasando uno de los momentos más complicados. Lo demostró este pasado jueves cuando reapareció en el plató de ‘El programa de Ana Rosa’ para hablar de la nueva relación de su padre, Antonio David Flores, con la periodista y amiga, Marta Riesco. Además de tener que hacer frente a esta noticia, que desconocía, la joven recibió la llamada de Olga Moreno, a la que está muy unida.

Han sido unos días difíciles, pero este viernes, la joven se decantaba por disfrutar de un rato de relax y desconexión. Y es que tiene un motivo de peso para llevar a cabo su intención de pensar en ella. Este viernes, su novio, Manuel Bedmar, celebra su cumpleaños y ella ha organizado el mejor plan para sorprender a su chico.

Rocío Flores le ha mandado a la casa que comparten un desayuno para dos personas. Aprovechando esta fecha tan especial, la pareja ha hecho una excepción y ha desayunado en la cama. Junto a la caja del desayuno, Rocío le dedicaba una bonita frase a su novio: «Feliz vida tesoro. Espero que disfrutes de tu día. Desayuno en la cama. Te quiero».

Rocío Flores ha desayunado este viernes en la cama con su novio

Rocío Flores plan
© Redes sociales.

Este romántico plan ha llegado en el mejor momento. Rocío Flores lleva días complicados y nada le viene mejor que hacer un plan que le permita desconectar de todo lo que está ocurriendo. Ya este pasado jueves pedía a la prensa que les diera un respiro para poder asimilar todo lo que ocurría en el plató de su programa.

«Mira, os voy a pedir una cosa y sé que es muy complicado, pero necesito por lo menos que hoy me deis al menos el respiro de ir a comer. Luego me voy a ir a Málaga, me podéis pillar en el AVE y me hacéis todas las preguntas que queráis, que ya sabéis cuál es mi respuesta, pero al menos este pequeño rato si me podéis dar un poco de aire yo de verdad os lo agradezco. Luego si queréis me hacéis las preguntas que queráis, pero ahora, por favor, si podéis», decía tras visitar una inmobiliaria en Madrid y volver a Atocha para coger el tren de vuelta a Málaga.

Un día para desconectar después del mal trago vivido

Rocío Flores plan
© Redes sociales.

Ella ha optado, y así lo decía, por vivir su vida de una vez y no responsabilizarse de nada que no tenga que ver con ella: «He dedicido vivir por mí y quiero dejar de responsabilizarme de la vida de los demás. La decisión a lo mejor hay personas que no lo entiendan. No sospechaba, pero veía comportamientos raros, pero no he querido saber nada. Respeto la manera de vivir de cada uno. Mi reacción hacia Olga no va a cambiar. Me hubiera sentado con ella a hablar si hubiera sabido lo de esta relación».