Después de sorprender por su participación en ‘Mask Singer’, la modelo e influencer le ha dedicado unas románticas palabras al as del balón.


Esta semana, Georgina Rodríguez está en boca de todos gracias a su aparición estelar en ‘Mask Singer’ después de quitarse su máscara de león. En medio de la sorpresa, la bailarina sigue con su día a día y ha aprovechado la ocasión para gritar a los cuatro vientos lo enamorada que está de Cristiano Ronaldo. Así, la joven le ha dedicado un romántico mensaje a su pareja en sus redes sociales.

Instagram

«Mi todo«, escribía Georgina Rodríguez junto a una imagen en la que aparece el as del balón abrazando a la bailarina. Además, al post de la influencer tampoco le faltan los emoticono de corazón, así deja constancia ante sus 21,7 millones de seguidores lo enamorada que está de su chico. Con este gesto, ha echado la vista atrás y ha recordado el día exacto en el que el portugués le pidió matrimonio, un momento que jamás podrá borrar de la retina y que sus amigos más cercanos se encargaron de inmortalizar en un vídeo que compartieron poco después. Entonces, la pareja hizo saltar todas las alarmas sobre una posible boda debido al texto que eligió Rodríguez para acompañar su preciosa foto.

Desde que comenzaran su relación, y una vez que se hizo pública, lo cierto es que la argentina nos tiene acostumbrados a dedicarles románticas palabras a su pareja con tiernas fotografías en las que se demuestra la buena relación que tienen y que están hechos el uno para el otro. «Lo único que me gusta más que tú, somos nosotros”, «Que afortunada me siento», «Que bien se está cuando se está bien», «Crear contigo el amor y hacer contigo la vida«, «Feliz de compartir estos momentos contigo», son solo algunos de los piropos que se dedican el uno al otro.

Desde que comenzó su idilio con el futbolista, Georgina Rodríguez se ha convertido en el pilar en la vida de Cristiano Ronaldo. Su historia de amor dio comienzo a finales de junio de 2016, cuando Ronaldo entró en una exclusiva tienda de lujo de Madrid para hacer unas compras. Allí le atendió una desconocida joven de Jaca (Huesca), que enseguida llamó la atención del delantero. La propia joven ha contado que, tras su primer encuentro, el de Madeira empezó a frecuentar el establecimiento con más asiduidad. Finalmente le pidió su número de teléfono. Y así surgió un romance que se ha ido afianzando con el tiempo.

Un amor a primera vista

@georginagio

El primer encuentro de Ronaldo y Georgina fue en Gucci, la tienda en la que la joven trabajaba de vendedora. Tras esto, varios días después se volvieron a ver en un evento y fue entonces cuando pudieron hablar de manera sosegada. «Fue amor a primera vista para ambos. El hogar es donde está mi familia. El lugar donde estoy más feliz es mi hogar, con mis hijos y mi pareja. Nuestra casa es nuestro refugio, nuestro templo construido con tanto amor», reconocía la joven en una prestigiosa revista italiana.

Georgina Rodríguez, en boca de todos

Antena 3

Gracias a su participación en ‘Mask Singer’, toda España está hablando de Georgina Rodríguez. En la primera entrega del talent musical que cuenta con la participación de Malú, la influencer se escondía detrás de una de las máscaras del programa. Un gran fichaje que dejó a todos boquiabiertos. «Ha sido un honor estar en este primer programa y en mi país, que lo amo», decía Georgina Rodríguez tras mostrar su rostro y quedar como la primera expulsada de ‘Mask Singer’. En su salto a la televisión, la modelo e ‘influencer’ ha dedicado unas bonitas palabras al futbolista. «He dicho lo del amor porque estoy muy enamorada y tengo una familia maravillosa.Espero que abráis la mente y penséis en muchas más personas», aconsejaba a los investigadores.

Un año muy ajetreado para la pareja

Instagram

Ha sido un año complicado para Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez debido a la situación de emergencia sanitaria que azota el mundo. Al comienzo de la crisis, con el confinamiento encima de la mesa, el portugués recibió un sinfín de críticas por saltarse la cuarentena para acudir al cumpleaños de un familiar, además de cambiarse de residencia a una lujosa mansión durante este tiempo.