Telecinco

Rocío Flores se rompe en el plató de ‘Supervivientes 2021’: «Estoy en un punto muy complicado»

La hija de Antonio David Flores no ha podido evitar las lágrimas al recordar la tormenta mediática en torno a su familia.

Ya han pasado dos semanas desde que el documental de Rocío Carrasco llegara a su fin, pero las secuelas que ha dejado su testimonio aún provocan mucho dolor en su hija, Rocío Flores. Este martes se ha quebrado por completo al narrar lo difícil que se le hace defender a Olga Moreno delante de las cámaras después de la tormenta mediática que han desatado las declaraciones de su madre en ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. 

La presión ha podido con las fuerzas de la hija de Antonio David Flores, a quien hemos visto romperse en pleno directo. Todo comenzó con los reproches de Alexia Rivas a Marta López. La que fuera reportera de ‘Socialité’ criticaba a su compañera de concurso en el plató de ‘Supervivientes 2021’ por su defensa a ultranza de la andaluza. «Te veo como que la defiendes demasiado… que la conoces desde hace 15 días. Parece tu amiga de los cinco años», decía. Marta se defendía alegando que Olga necesita una defensa, ya que es una gran concursante.

«Es muy complicado estar con las cosas de fuera y con las de dentro»

Rocío Flores se sentía aludida, ya que ha evitado ser ella la ‘defensora oficial’ se la mujer de su padre para intentar sobreexponerse en una situación tan delicada. «¿Sabes por qué yo no la defiendo a muerte como he hecho toda la vida? Si yo no me parto la cara por Olga como he hecho en muchísimas ocasiones es por la situación que tengo fuera…. Estoy en un punto en el que es muy complicado… estar con las cosas de fuera y las cosas de dentro», se lamentaba.

Con la voz rota y conteniendo las lágrimas, añadía: «Si encima vengo aquí y hay personas que me mezclan una cosa con la otra para mí es muy complicado. Cada vez que se me ha puesto algo de Olga me he partido la cara por ella y lo seguiré haciendo porque así lo siento. Eso es una realidad. Le moleste a quien le moleste. Eso es así. No lo va a cambiar nadie, se ponga quien se ponga por montera».

Gtres

«Desde que me senté aquí estoy aguantando el mismo argumento. Que si Olga maneja tal y cual», entenciaba minutos antes de quebrarse en directo. «Las personas que critican a Olga, ¿me puedes decir algo diferente? ¡Gracias! Olga es una buena compañera, una buena concursante, una buena supervivientes. Y el que no lo quiera ver, es problema suyo. ¿Es que ya no se pueden hacer amistades en ‘Supervivientes’ porque es estrategia?». Lo cierto es que por mucho que quiera mantener una cierta distancia, es imposible que en el juego de la andaluza y todo lo que sucede en su vida no se entremezclen en lo que se habla delante de las cámaras.

Lo mismo ha pasado con el documental de su madre. Rociíto ha contado su verdad, pero al hacerlo ha arrastrado consigo a terceras personas: en especial a sus hijos, a su exmarido y a los miembros del clan Mohedano con los que no se habla, desde Rosa Benito a Amador Mohedano pasando por su tía Gloria. Todos ellos se han visto salpicados por sus palabras y a Rocío aún se le hace cuesta arriba sentarse en un plató después de la avalancha de narraciones sobre episodios muy delicados de su biografía.

Rocío Carrasco, tajante al hablar de su hija: «Es la misma persona que era el 27 de julio de 2012»

En la última entrega de la docuserie, sin ir más lejos, Rocío Carrasco lanzaba toda su artillería contra su hija, con la que no ve posibilidad alguna de reconciliación. «Me transmite, para mi desgracia, que es la misma persona que era el 27 de julio de 2012. Muy a mi pesar. La esperanza no se pierde y el querer autoconvencerse de que algo de fondo va a emerger no puedo resignarme a creer que eso no pueda existir. Si no, no creería en el ser humano. Y yo creo en el ser humano», decía.

Desde entonces, Rocío Flores ha procurado centrarse en su trabajo y en seguir adelante con su rutina diaria, pero a veces le resulta inevitable venirse abajo. Como esta noche. Una noche en la que han mermado sus fuerzas y sus ánimos en pleno directo… una vez más.