Rocío Flores ha retomado sus estudios como nutricionista después de un parón tras su paso por ‘Supervivientes’ y tras afianzar su perfil como influencer


Han sido meses muy diferentes para Rocío Flores, que ha visto cómo su vida ha dado un giro de 180 grados después de vivir al límite la experiencia de ‘Supervivientes’. Desde entonces, hemos visto a una nueva Rocío Flores. Y no únicamente físicamente, que también, sino también en muchos otros aspectos. Ahora y tras el aluvión de fama que ha recibido en los últimos meses, la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco quiere volver a poner los pies en el suelo y centrarse en su futuro profesional. Por este motivo, ha decidido dar un paso muy importante en su vida: retomar sus estudios como nutricionista, que ya realizaba incluso antes de convertirse en personaje público tras viajar a Honduras.

Rocío Flores ha vivido unos meses sin dedicarse a su trabajo

Tras su paso por ‘Supervivientes‘ muchos dudaban a que iba a dedicarse a partir de entonces y si se convertiría en un personaje mediático y de televisión o seguiría con su vida. En un primer momento, Rocío Flores aseguró que «voy a seguir con mi vida anterior y voy a seguir estudiando». Pero a pesar de esta declaración, lo cierto es que públicamente poco hemos visto de esa vida de Rocío Flores durante los últimos meses.

De hecho, en sus redes sociales tan solo hemos visto su faceta como ‘influencer’ acudiendo a los sitios de moda y realizándose diferentes retoques y tratamientos estéticos. Probablemente con la llegada del otoño y una vez ya independiza con su novio, con quien vive en un lujoso piso en una urbanización de Málaga, haya tomado la decisión de volver a retomar sus estudios para centrar su vida en la nutrición, algo que siempre le ha apasionado, tal y como ella ha asegurado en más de una ocasión.

Rocío se ha dedicado durante los últimos años a ser coach nutricional

Hay que recordar que desde hace unos años la joven había empezado su andadura como coach nutricional a través de su cuenta de Instagram. Han sido muchas las ocasiones en las que ella ha hablado de lo cómoda que estaba en esta faceta y siendo su propia jefa, además de ayudar a los demás a conseguir hábitos saludables para el día a día. La propia Rocío decidió ser el referente de decenas de mujeres que buscaban perder algunos kilos y recuperar su mejor figura, algo que le ha dado muchas alegrías y triunfos durante estos años. Una vez a la semana, la nieta de Rocío Jurado se reunía con sus clientas de manera virtual para hacer un seguimiento del método, que realmente era aprender a comer mediante 5 comidas (con mucha verdura) y ejercicio diario. Poco a poco, con paciencia y siguiendo las pautas que Rocío les marcaba los resultados acababan llegando.