La joven no ha podido evitar las lágrimas al hablar del tema del momento y asegura que tenía esperanzas de una reconciliación entre su padre, Antonio David Flores, y Olga Moreno.


Rocío Flores ha dado la cara este jueves. Después de ser una de las personas más buscadas tras la confirmación de la relación de su padre, Antonio David Flores, y Marta Riesco, la joven ha pisado el plató de ‘El programa de Ana Rosa’ para hablar sobre el tema del momento. Horas antes se dejaba ver en la estación de Atocha de Madrid, donde decía a la prensa: «No tengo nada que decir».

La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores se ha mostrado desolada y ha hablado sobre el tema del momento. Hay que recordar que Rocío es amiga íntima de la periodista, a la que conoció tras fichar por el programa de Telecinco. «Respeto lo que cada uno quiera hacer con su vida, yo no tengo nada que ver con esto», ha empezado diciendo desolada.

Con un rostro que evidencia que ha pasado una noche horrible, Rocío Flores ha dejado claro que se ha querido desvincular de todo esto en todo momento. No sabía nada de la relación de su padre con Marta Riesco, pero asegura que sospechaba cosas: «Te voy a decir la verdad. Desde el minuto cero, me desmarqué del tema. No he querido saber nada. En ningún momento he preguntado. Se ha intentado hablar conmigo y he dedicido no hablar del tema, no tengo nada que ver. Mi padre ha hablado conmigo. Hace poco notaba cosas raras, pero he preferido no saber nada», ha continuado explicando.

Rocío Flores no ha podido reprimir las lágrimas en su reaparición

Rocío Flores reaparición
© Telecinco.

Rocío Flores ha tomado la decisión de seguir con su vida y no responsabilizarse de nada que no tenga que ver con ella: «He dedicido vivir por mí y quiero dejar de responsabilizarme de la vida de los demás. La decisión a lo mejor hay personas que no lo entiendan. No sospechaba, pero veía comportamientos raros, pero no he querido saber nada. Respeto la manera de vivir de cada uno. Mi reacción hacia Olga no va a cambiar. Me hubiera sentado con ella a hablar si hubiera sabido lo de esta relación».

Y no puede evitar romperse al hablar sobre el deseo que ella tenía: «Tenía esperanza de que Olga y mi padre recondujesen su relación», dice entre lágrimas. Además, ha explicado que este pasado miércoles se reunía con su padre y Olga: «Nos reunimos ayer los tres, mi padre, Olga y yo. Quiero y deseo que se lleven lo mejor posible, solo por el bien de la persona que tiene que ser. Olga no quiere que diga nada de ella. No he echado de menos nada, he hablado con él lo que tenía que hablar. Siempre he tenido la libertad de sentarme y hablar con él. Mi deseo es que intenten hacer las cosas la mejor manera posible, que se haga el menor daño posible», dice tajante por el bien de sus hermanos.

El comunicado de su padre trata de proteger a su hija

«Hace algún tiempo dije que no volvería a hablar sobre mi vida privada y he intentado mantenerlo hasta ahora que me veo obligado a dar una serie de explicaciones. No por mí, sino por otras personas que pueden verse perjudicadas por la información que se ha dado hoy. Así que voy hacer una excepción. Quiero empezar diciendo que Olga es una mujer extraordinaria, una madre excepcional y ha sido la mejor compañera de viaje hasta que nuestros caminos han tomado caminos diferentes. Siempre será mi familia y siempre podrá contar conmigo. Decir también que quiero que dejéis a mi hija Rocío al margen de este tema. No le pertenece a ella, por lo que me parecería muy injusto que se vea involucrada en algo que solo me concierte a mí», empezaba diciendo Antonio David Flores.

«Y ahora sí, es el momento de hablar sobre mí. Llevo varios meses separado y por lo tanto, estoy rehaciendo mi vida. Comuniqué de forma pública mi separación hace tres meses. No tengo por qué esconderme. Es cierto que Marta Riesco y yo hemos empezado a construir una relación. En la medida de lo posible, me gustaría que se nos respetase a todos y que no se publiquen o se difundan informaciones malintencionadas con el propósito de hacer daño y de intentar desestabilizar a una familia. Familia que somos y seremos. Gracias a todos los mensajes de apoyo. Estas son las únicas palabras que voy a decir al respecto», terminaba diciendo.