La hija de Antonio David se ha sometido a una cirugía para mejorar el aspecto de su cuerpo.


Este martes, Rocío Flores se ha sometido a una intervención quirúrgica para mejorar su aspecto físico. El motivo que la ha llevado a una sala de operaciones es para retocarse el pecho. Según ha revelado esta martes Kiko Hernández, la colaboradora de ‘El programa de AR’ ha decidido hacerse «un aumento de pecho».

«Tenía muchas ganas de hacérmelo», ha confesado Rocío

Durante su ingreso hospitalario, la joven no está sola. La acompaña su padre, Antonio David Flores, quien tras su separación de Olga Moreno se ha afincado en la capital. Y es que ha sido en Madrid donde ha tenido lugar la cirugía. La joven, de 25 años, se ha puesto en manos de un conocido centro de medicina estética de la ciudad.

Poco después de salir de quirófano, Rocío Flores ha comunicado en las redes sociales que se encuentra bien. «Me paso por aquí solamente para deciros que todo está bien, todo ha salido genial… Efectivamente, me he operado el pecho. Tenía muchas ganas de hacérmelo. Cuando esté un poco mejor os iré contando todo el proceso. Me han dado el alta hoy. Estoy un poco en reposo y un poco adolorida, pero todo ha salido bien. Muchas gracias a todos los que me habéis mandado un mensaje», ha dicho.

Instagram

No es la primera vez que Rocío Flores se somete a un retoque. Desde que saltó a la fama, hace dos años -cuando su padre entró en ‘GH VIP 7’- se ha hecho numerosos arreglos, tanto en la cara como en el cuerpo. Hasta ahora ha abierto la puerta a todo tipo de tratamientos faciales en los mejores centros de medicina estética de España, como infiltraciones de bótox, de ácido hialurónico, que son los más demandados del momento. Eso sí, que se sepa, esta es la primera vez que se somete a los beneficios de un bisturí.

Una bichectomía, un aumento de labios, una rinomodelación sin cirugía, invisaling o diferentes tratamientos son solo algunos de los cambios que componen esta larga lista  y que suman un total de más de 8.000 euros. Un precio elevado, sí. Pero ella ha podido afrontar estos gastos gracias a las suculentas cantidades que gana como colaboradora en Telecinco.

Rocío Flores posado
© Redes sociales.

Fue tras su paso por ‘Supervivientes’ cuando Rocío Flores dio el salto definitivo al universo de los retoques. Tras perder más de 15 kilos en el ‘reality’, creyó que era el momento de enfocarse en su físico. Entre sus retoques más recientes destacan la bichectomía, una sencilla intervención que consiste en eliminar las bolas de Bichat para que la cara luzca más angulosa y estilizada, resaltando la línea del pómulo; el aumento de labios o larinomodelación, que ella misma confesó haberse hecho en una de sus clínicas de confianza. «Lo que me he hecho ha sido ponerme una gotita de ácido (haciendo referencia al ácido hialurónico) porque tengo el hueso muy pronunciado. Entonces me lo he puesto para que se ponga la nariz completamente recta», explicó en su momento.

Otro de sus arreglos más notables se refleja en su dentadura. Gracias a un completo blanqueamiento y a Invisalign, la ortodoncia invisible, ahora presume de una bonita sonrisa, propia de una auténtica estrella de cine.