En plena vorágine mediática, Rocío Flores está siendo un gran apoyo para Olga Moreno. Este domingo han mantenido una comida familiar.


La nueva relación de Antonio David Flores con Marta Riesco ha sentado como un auténtico jarro de agua fría sobre la familia. Olga Moreno está intentando mantenerse al margen refugiándose en los suyos. La empresaria está contando con el apoyo incondicional de Rocío Flores. En plena vorágine mediática ambas han disfrutado este domingo de una comida familiar. 

Rocío Flores abrazo
© Gtres.

Gracias a las redes sociales hemos sido testigos de un almuerzo que ha reunido a Rocío Flores y Olga Moreno. Ha sido la joven quien ha compartido con sus seguidores este encuentro. La jornada se ha desarrollado en el hogar conyugal donde la empresaria se ha afanado en los fogones. Ella misma se ha esmerado haciendo la comida. «Sopita de pescado de Olga. Resucita a quien sea», ha reconocido Rocío. 

Un golpe para Rocío Flores

La joven ya confirmó hace meses que a pesar de la separación de la pareja todos iban a seguir siendo una familia. Una tajante declaración de intenciones que está cumpliendo de forma fehaciente. Además, está intentando proteger a su padre. Recientemente subrayó que no iba a criticarle públicamente. «De la persona de la que se está hablando es la persona que nunca me ha dejado sola. Yo tengo conversaciones con él, pero no apoyo algo que no esté bien hecho. Pero yo públicamente no voy a hacer nada. No soy un borrego de mi padre», afirmó durante su intervención en ‘El programa de Ana Rosa’.

Rocío Flores retoques estéticos
Gtres

Rocío Flores aprovechó para explicar que Antonio David nunca le había negado nada de su nuevo romance porque nunca se había producido esa conversación. «No sé si se lo negó a Olga y si se lo negó y lo supiera, no tendría problemas en decirlo. Desde hace un par de días antes de Reyes noto cosas extrañas. Cuando salió el rumor en octubre, yo en ese momento no lo creía, pero claro, he ido viendo cosas, y decido retirarme». También se apresuró en confirmar que nunca había visto a su progenitor en compañía de Marta Riesco. En este momento, la colaboradora está digiriendo todos los cambios que se han producido en los últimos meses en el seno de su familia. «Estoy en un proceso en el que estoy asimilando todo. Está todo muy reciente. Por muy mal que haya hecho las cosas, no voy a criticar a mi padre públicamente».

Fue el propio protagonista, Antonio David Flores, quien confirmó la información el pasado 12 de enero. El malagueño evitaba así nuevos rumores y habladurías sobre su romance con una excompañera de Telecinco. «Llevo varios meses separado y por lo tanto, estoy rehaciendo mi vida. Comuniqué de forma pública mi separación hace tres meses. No tengo por qué esconderme. Es cierto que Marta Riesco y yo hemos empezado a construir una relación», aseguró en las redes.