Rocío Flores ya no puede más y explica en el plató del programa en el que colabora cómo se siente. Además manda un mensaje a su madre, Rocío Carrasco.


A pesar de que Rocío Flores no ha querido pronunciarse públicamente sobre los testimonios tan desgarradores que está haciendo su madre, Rocío Carrasco, en su docuserie, ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva’, la joven no puede más con la presión mediática que está recibiendo. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores ha estallado este viernes en el plató de ‘El programa de Ana Rosa’ en el que colabora para explicar cómo se encuentra.

Visiblemente emocionada, Rocío Flores ha querido dar su opinión sobre lo que está ocurriendo: «No voy a entrar a opinar nada sobre el documental, pero sí que necesito explicar cómo me siento. Me estoy creando una coraza, la presión mediática, tantas personas detrás mía, preguntándome lo mismo, por mí misma explico lo que me pasa. Si no vengo a trabajar es porque tengo miedo, si vengo a trabajar, es que no tengo sentimiento. Me han dicho que no tengo sentimientos, y claro que tengo sentimientos, y no pocos precisamente», ha empezado explicando con lágrimas en los ojos y totalmente rota.

Siendo consciente de todo lo que se ha dicho, Rocío explica que nada de lo que se dice de ella en redes sociales es verdad: «Quiero explicar que se prejuzga. Hay muchas cosas que no son así y cuando digo que no son así, es porque es la realidad, es que no son así», declara sobre las declaraciones de su madre en su docuserie. «Conozco a mi madre y sé lo que he vivido en casa de mi madre. Y también conozco perfectamente a mi padre y sé lo que he vivido en casa de mi padre. Se ha dicho que se me ha criado con odio. En mi casa en la vida se me ha provocado odio hacia mi madre. Jamás en la vida y es la realidad», ha aclarado la joven.

«En mi casa no se ha provocado odio hacia mi madre», dice Rocío

Rocío Flores
© Telecinco.

Ha querido confesar cómo se encuentra, confirmando una de las exclusivas que dio SEMANA en su portada, cuando publicamos que se encontraba destrozada por todo lo que se estaba diciendo de su familia: «Por otra parte, me siento mal, destrozada, creo que es muy injusto, supera los límites. Y no soy la única persona que está sufriendo, hay otra persona más, que es mi hermano, David Flores», dice.

Se dirige a su madre y le pide que se ponga en contacto con ellos

Aunque no ha querido hablar de este tema, la presión le ha hecho explicar sus sentimientos públicamente para que acabe el perseguimiento con el que tiene que convivir desde hace semanas: «No puedo más. Lo he intentado todo. He demostrado muchas veces la persona que soy, que tengo criterio. Mi padre no es así, pero dejando a mis padres a un lado. Te lo digo a ti, mamá. Mamá, lo intentado todo. Después de ‘Supervivientes’ llamé a mi madre. Ayer volví a llamar a mi madre dos veces. La única manera de contactar con ella es públicamente. A tus hijos no te los ha arrancado nadie. Están aquí, levanta el teléfono, siéntate con nosotros, habla con nosotros en casa, vamos a aclarar las cosas. No quiero más daño, no puedo más, lo digo de corazón y como lo siento. De verdad, basta, no puedo más ni tampoco puede David. Es todo muy injusto y no quiero decir nada más», explica haciendo un llamamiento a su madre.

Rocío Carrasco estará en plató el próximo miércoles

El llamamiento que hace Rocío Flores llega después de que Rocío Carrasco confirmara hace unos días que su docuserie va a sufrir un parón para que ella misma explique algunos de los momentos de los que más se ha hablado tras sus testimonios. «Quiero contaros algo. No es fácil contra una vida de 20 años en unas pocas semanas. Llegados a este punto que estamos en el Ecuador de la serie de mi vida es el momento de hacer un parón en la serie documental y usar ese parón para poder resolver,  para poder aclarar puntos, para poder explicar algunas cosas que las personas que están en casa viéndolo se hayan preguntado. Me gustaría el miércoles que viene estar ahí en directo para hacer precisamente eso».