Rocío Crusset exprime su verano de soltera

La joven modelo Rocío Crusset, hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, afronta su primer verano como soltera tras la ruptura con el también modelo, Juan Betancourt hace varias semanas.

Rocío Crusset se relaja en Ibiza en compañía de un grupo de amigas

La top, que residen habitualmente en Nueva York por motivos de trabajo y junto a su progenitora, quiere exprimir al máximo estos días de buen tiempo y se ha desplazado hasta nuestro país para disfrutar de sus vacaciones.

Su primera parada fue en la comarca de Gerona, donde en compañía de su padre pudo aprovechar para tomar el sol en la playa.

[Rocío Crusset se queja de que su padre, Carlos Herrera, la controla con un dron]

Su segunda parada ha sido en Ibiza, destino obligado para muchos vips nacionales e internacionales. El plan de Rocío era en clave femenina y así, con un grupo de amigas, está disfrutando de todos los atractivos que ofrece la famosa isla balear.

Una de las primeras paradas de Rocío ha sido la conocidísima discoteca Amnesia, donde ha bailado al ritmo de los djs más prestigiosos de todo el mundo. Al día siguiente, y para recuperar fuerzas, nada mejor que una jornada en barco navegando por el mar Mediterráneo hasta llegar a la playa de las Illetes, en Formentera.

Rocío Crusset está disfrutando de sus vacaciones en España

La modelo reside habitualmente en Nueva York por motivos de trabajo

La top afronta su primer verano como soltera, tras la ruptura con Juan Betancourt

La joven siempre ha evitado pronunciarse sobre su vida amorosa

Plan de chicas para disfrutar de la isla de Ibiza

Rocío salió a navegar por el mar Mediterráneo

Se desplazaron hasta la playa de las Illetes, en Formentera, un enclave paradisiaco.

A sus 23 años, luce su espectacular figura en bañador y shorts vaqueros

Muy pendiente de su teléfono móvil en todo momento

En Ibiza está pudiendo tomar baños de sol y mar