«Nosotros siempre le hemos aconsejado que tenía que hablar, mi madre en muchos momentos le ha dicho: ‘Se acabó'», ha contado Terelu Campos sobre su amiga, Rocío Carrasco.


Rocío Carrasco decidió desde hace un tiempo guardar silencio. En los últimos meses, su nombre ha estado en el ojo del huracán tras la participación de su hija, Rocío Flores, en su primer reality: ‘Supervivientes’. Sus amigas más fieles, respetan su actitud y no la juzgan, entre ellas, Terelu Campos. La colaboradora ha revelado que cuando la vio con motivo del 79 cumpleaños de su madre, María Teresa Campos, notó que estaba atravesando una etapa complicada.

“Rocío estaba relativamente tranquila, con el poso de tristeza que la llevo viendo ya hace unos años, me atrevería a decir que por primera vez la he visto superada», ha señalado Terelu en ‘Viva la vida’. Según sus palabras, en los últimos meses ha acuciado estar en el punto de mira: «Nosotros siempre le hemos aconsejado que tenía que hablar, mi madre en muchos momentos le ha dicho: ‘Se acabó, esto no puede ser que tú, te entiendo y comprendo, estés callada pero es inhumano determinadas cosas'».

Terelu ha confirmado que la vio «especialmente enfadada» por lo que se ha dicho de ella en los últimos meses, pero ha matizado que no estaba hablando de su hija con quien lleva siete años sin hablarse y quien durante su paso por Honduras le tendió la mano en más de una ocasión para una posible reconciliación. Añadía que percibió por parte de Rocío Carrasco ciertas «ganas de aclararle a determinadas personas acusaciones que se han hecho sobre ella».

La opinión de Terelu

Siempre cauta con todo lo que tiene que ver con Rocío Carrasco, a quien considera una auténtica hermana, ha explicado que cree que no ha hablado de ciertos temas, en su opinión, porque «piensa que podría hacerle daño a las personas que quiere en el mundo, tienes que dar un paso en determinadas cosas aunque no quieras hacerlo, porque piensas que como madre le estás perjudicando a tus hijos». Ha querido indicar que no estaba hablando de «reconciliación» que eso era un tema aparte.

Esta vez, Terelu ha confesado que ella sabe el motivo por el que no habla cuando se le ha instado desde varios programas, más en los últimos meses con la participación de su hija en ‘Supervivientes 2020’. «Hay una parte que la entiendo y esta parte es la que puede sentirse desprotegida y que alguien luego les pueda utilizar, beneficiarse de algo que ella querría tener en la más absoluta intimidad».

Estas últimas declaraciones hacen referencia a la esperada reconciliación entre madre e hija. Un reencuentro que no se produjo durante el reality a pesar de que la joven ha tenido muy presente a su progenitora en todo momento. «A lo mejor el zapatazo no es tan público y mucho menos lucrativo», ha indicado Terelu.