A mediados de marzo muchos se preguntaron el verdadero motivo por el que Rocío Carrasco rompía su silencio ahora. Tras 20 años callada la hija de Rocío Jurado ha grabado ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, una docuserie que este miércoles emite su último capítulo, y en la que ha hablado de su ex, Antonio David Flores, así como de sus hijos. Aunque había quien creía que los episodios podían acercar a Rocíito a sus hijos, nada más lejos de la realidad. Siguen sin mantener contacto con ninguno de ellos y, según sus palabras, ella ya ha tirado la toalla. «Es el primer día que me pongo delante de mis hijos. Lo hago cuando ya está todo perdido. Muy a mi pesar… está todo perdido, no sé cómo en un futuro, pero en un presente lejano está perdido», dice cuando le preguntan por ellos.

A Rocío Flores no la ve desde el 27 de julio de 2012, fecha en la que le dio una brutal paliza a su madre hasta dejarla inconsciente. A su hijo David desde el verano de 2016, poco antes de que tuviera lugar su boda con Fidel Albiac. Aunque la joven sí ha tendido puentes a su madre públicamente, lo cierto es que no se ha producido ninguna conversación en privado entre ellas desde entonces, al igual que con el hijo menor de Rocíito y Antonio David. Cabe señalar que el pasado viernes David Flores testificó en su contra para reclamarle su pensión alimenticia, lo que podría haberles separado todavía más.

La hija de Rocío Jurado no se siente preparada en absoluto para hablar con ellos, sigue inmersa en su recuperación y, por el momento, tan solo está centrada en ir vaciando la mochila que lleva desde hace 2 décadas a su espalda. Aunque nunca había dado su versión con tantos detalles sobre su separación de Antonio David, ni sobre lo sucedido con sus hijos tras su ruptura, ahora Rocío Carrasco no quiere seguir callada. Para ella confesarse ha sido como una catarsis y le está ayudando a desenterrar miedos de su pasado, por lo que quizás se convierta en, quién sabe, si una habitual en los platós de televisión.

rocio-carrasco-portada-okok
Telecinco

Por el momento, no ha tenido reparo en desvelar si le hubiera gustado tener más hijos. Si bien se desconoce si se lanzará de nuevo a la maternidad junto a Fidel, Rocío se ha mostrado muy sincera sobre algo tan íntimo como es esa decisión. «Me hubiese encantado tener más hijos. No hubiese podido tener un embarazo normal ni tranquilo. Dicho todo lo que he contado y habiendo tocado fondo y tomado conciencia de que la vida es maravillosa, sí» dice. Todavía no se ha recuperado del todo y está volcada en su recuperación, ya que cabe recordar que lleva en tratamiento psiquiátrico desde el año 2011. «Estoy saliendo de la depresión. Estoy en ello, no sales de la noche a la mañana. No se sale tan rápido, estoy a muy poco de salir», ha revelado.