La hija de Rocío Jurado contesta de manera tajante al italiano, cuya actitud considera muy parecida a la de «el ser» (Antonio David Flores).


En la que ya es su entrevista en directo más importante de su vida, Rocío Carrasco ha abordado todas y cada una de las cuestiones que le han preguntado en el plató de Telecinco. Una de ellas son las acusaciones de Alessandro Lequio. El italiano siempre se ha mostrado muy crítico con ella, y ha cuestionado en numerosas ocasiones que lleve nueve años sin hablarse con su hija, Rocío Flores.

«Perro no come perro»

«Le diría a Alessandro que con la actitud que él ha tenido para conmigo y para con mi vida creo que no ha entendido nada. Creo que no se ha parado a ver ni una palabra ni una frase que yo haya dicho», ha lamentado la hija de Rocío Jurado. «No me extraña en absoluto porque perro no come perro».

Para la empresaria hay similitudes entre la conducta del italiano y su exmarido, Antonio David Flores. «Al final, si lo analizas… Si tiene ese pensamiento que él verbaliza me demuestra que si no es igual «al ser», es muy parecido. Entiendo perfectamente su defensa y sus ataques».

Telecinco

«No me puede afectar porque viene de alguien que… Yo también tengo mi opinión sobre él. No le ha gustado nada de lo que he dicho hasta ahora», añadía. ¡Al hablar de Lequio, Carrasco centraba su discurso en su exmarido. «Cuando hablo de la semilla del mal… Si a ti desde pequeña te van inculcando cosas. Y el que te lo inculca es tu máxima referencia, como es un padre o una madre, no sé hasta qué punto te lo crees».

alessandro lequio
Telecinco

Alessandro Lequio, colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’, ha cuestionado el relato de Rocío Carrasco en varias ocasiones. Según cree, las palabras de la madrileña son las de “una mujer que no ha sabido sobreponerse a los golpes del destino”. Tampoco se cree que lo que diga en su documental sea cierto: “No puede ser que, en esta historia, todos sean malos menos Fidel”. Para ex de Ana Obregón, que toda la familia se Carrasco haya desmentido sus palabras es señal de que sus declaraciones no son del todo fieles a la realidad.

Rocío Carrasco

Para la hija de ‘la más grande’, lo que crea el italiano no le quita el sueño. Ha estado callada durante 25 años y a estas alturas solo desea dejar claro que se considera una mujer maltratada. «Me reconozco como tal en el momento en el que veo que mis hijos están siendo manipulados, hasta que he visto que a mis niños se le estaba haciendo un daño emocional. Hasta ese momento, para mí, Me fui con 18 años de mi casa. Era una niña muy tozuda y muy rebelde», recordaba.