La hija de Rocío Jurado ha arrancado su histórica entrevista rememorando los malos tratos recibidos por su hija en el año 2012.


Es la pregunta de la que toda España deseaba una respuesta: ¿Por qué Rocío Carrasco no ha contestado a las llamadas de su hija, Rocío Flores? Desde que el pasado viernes, la hija de Antonio David Flores lanzara un llamamiento a su madre, saber el motivo por el que no había cogido el teléfono a la joven era el tema del momento.

Pues bien. Por fin ha llegado la hora de que la hija de ‘la más grande’ explique la causa por las que no ha devuelto las llamadas a su hija. Nerviosa y rota en llanto, pero decidida a contar su versión de los hechos, ha arrancado el especial recordando los malos tratos que vivió de su hija. Ha sido la primera cuestión que ha abordado la empresaria nada más arrancar su histórica entrevista en Telecinco.

Curiosamente, en el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, Rocío Carrasco ha hablado en todo momento de de su hija en tiempo pasado. «Era una niña muy buena, una belleza, era una niña maravillosa y que moría con su madre. Siempre me he considerado una buena madre», ha relatado en su docuserie. El hecho de que se refiera a ella en tiempo pretérito da fe de que da por perdida la relación con su hija.

«Rocío me agrede y yo termino en un hospital»

Se vieron por última vez el 27 de julio de 2012. Un día en el que se produjo una fuerte discusión entre Rocío Flores supuestamente le propinó varios golpes a su progenitora. Un año después, en 2013, llegó una sentencia que condenaba a la joven. El juez que instruía el caso manifestaba en el documento que resultaba «probado que la menor ha venido atentando contra la paz familiar» después de tres años de malos tratos.

© Telecinco/Gtres.

«Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital. Es algo que sabe, que se ha sabido públicamente, pero quiero decir una cosa. Rocío llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Y ha sido víctima más vulnerable que yo. Quiero que eso quede claro. Quiero pedir públicamente a las personas que la atacan por lo que ella realizó en ese momento de su vida, que no la culpen. Ella no tiene la culpa», sentenciaba. La culpa la tiene «su padre». Asimismo, añadía que «a mí me estaba pegando una paliza otra persona que no era la niña, era su padre».

Cree que los supuestos malos tratos por parte de Rocío Flores es la «obra maestra» de Antonio David «para terminar de matarme»

Carrasco ha contado que sentía «pánico» y que después de que su hija «me pega» va al colegio como un día más. «Me fui directa al hospital», ha relatado. Mientras ella se encontraba en un centro hospitalario, Antonio David denunciaba lo sucedido en un juzgado. Ella nunca denuncio a su hija. A día de hoy, sigue queriendo a su hija. «Ese vínculo es algo que no se puede romper, por mucho que lo hayan intentado… A esa la he parido yo, ese vínculo está».

Aunque lleva años sin tener trato con su hija, no cierra las puertas a una reconciliación. le ha cerrado las puertas: «Nunca se deja de querer a un hijo. Jamás en mi vida le he dicho en mi vida: ‘No me vuelvas a llamar’. No no soy tu madre». Por último, destacaba: «Estoy contando este episodio tan terrorífico y tan horroroso porque cree que detrás está su padre». Cree que lo sucedido «es su obra maestra para terminar de matarme. Por eso cuento este episodio. Sin él me es imposible hacer un relato de lo que es la otra persona».