Rocío Carrasco ha acudido a los juzgados de Alcobendas para enseñarle a Gloria Camila los escritos secretos de su madre, como así le ha impuesto la jueza


Rocío Carrasco ya se ha presentado en los Juzgados de Alcobendas. Lo hace para cumplir con los deseos de su hermana, Gloria Camila, y con el dictamen de la jueza que le obligaba a mostrar el contenido íntegro de los escritos de su madre, Rocío Jurado, y que sustenta la base argumental de la segunda temporada de su docuserie, ‘En el nombre de Rocío’. El miedo por desconocer qué decía la cantante de su familia ha provocado que Gloria Camila dé un paso adelante y demande a su hermana, obligándola ahora a regresar a los juzgados, como así ha sucedido en la mañana de este viernes, tal y como estableció la jueza.

Rocío Carrasco ha elegido a conciencia su indumentaria para regresar a los juzgados de Alcobendas. El rosa fucsia parece haberse convertido en el color que impregna su batalla personal por hacer llegar su verdad donde antes tan solo reinaba la desinformación y las zonas pantanosas. Una cazadora biker fucsia llamaba la atención por encima de todo su outfit, estrictamente de negro y tan solo roto por este toque de color tan significativo para ella, al ser el mismo tono elegido para el traje con el que grabó la primera parte de su decuserie.

Rocío Carrasco en los juzgados contra Gloria Camila
Foto: Gtres

Más allá del motivo de su visita y del look seleccionado con estratégico tiento, Rocío Carrasco ha mostrado una actitud tranquila a su llegada a los juzgados de Alcobendas. Se la intuía incluso sonreír a la prensa a través de su colorida mascarilla cuando llegó a primera hora de la mañana de este viernes acompañada de su abogado. Con él charlaba animadamente cuando accedía al edificio de justicia, pero reinó el silencio cuando se acercó a los reporteros y comenzó a escuchar las correspondientes preguntas sobre su cita judicial con Gloria Camila.

Rocío Carrasco en los juzgados contra Gloria Camila
Foto: Gtres

Rocío Carrasco rompe su silencio a la salida

A la salida del encuentro judicial, Rocío Carrasco ha recuperado el habla y sí ha respondido a las preguntas de los medios allí congregados. Lo primero que ha dejado claro es que no le ha gustado tener que “aportar un documento, el único que no me hubiese gustado aportar nunca en la vida”. Pero lo que más le ha llamado la atención a ella era la ausencia de José Ortega Cano en la vista, pues tenía claro que se iba a encontrar con él cara a cara. Habla del miedo de su familia sobre lo que va a contar en la nueva entrega de su docuserie y que explica este movimiento judicial que, al parecer, le ha obligado a hacer algo a lo que no estaba dispuesta. No es lo único, también se siente incapaz de hablar sobre los rumores de separación de su exmarido, Antonio David Flores, de Olga Moreno. Cuando sale el tema, ella calla. Vea el siguiente vídeo donde se recogen todas sus declaraciones:

Vídeo: Europa Press

Los delicados escritos secretos de Rocío Jurado

Unos documentos privados de Rocío Jurado, escritos de su propio puño y letra, ponían en jaque a los Mohedano. Rocío Carrasco ya aventuraba que lo que en ellos se plasmaba iba a poner a muchos en su lugar, pero Gloria Camila ha sido más rápida acudiendo a los tribunales para pedir su amparo. Como hija de Rocío Jurado, ella también tenía derecho a conocer el contenido de los diarios de su madre y si la jueza finalmente dictamina que su contenido se enmarca en la “intimidad familiar”, puede incluso prohibir la publicación de su contenido. Es decir, dejar sin contenido clave a la nueva incursión bélica de Rociito contra su familia y los capítulos más oscuros de su vida.

Rocío Carrasco en los juzgados contra Gloria Camila
Foto: Gtres

Con ello, la segunda temporada de Rocío Carrasco está paralizado y es que desde la cadena tendrían que realizar una nueva revisión del contenido si finalmente se declara ilegal airear los pensamientos ocultos de Rocío Jurado. Ya se ha retrasado la emisión de los nuevos capítulos de la docuserie, dado que estaba previsto emitirla este mismo otoño. La cadena no ha comenzado ni tan siquiera a promocionar la serie y desde las entrañas del especial asegura a SEMANA que “han tenido que analizar cada frase que se dice para evitar nuevas demandas”, aseguraban en su día a este medio.