Rocío Carrasco confesó que el 5 de agosto de 2019 había intentado suicidarse. Rescatamos cómo estaba la hija de Rocío Jurado semanas después.


Pocos imaginaban que el 5 de agosto de 2019 Rocío Carrasco quiso desaparecer para siempre. Que la hija de Rocío Jurado hubiera preferido no despertarse jamás de la pesadilla que estaba viviendo. Que enterarse de que Antonio David Flores era el nuevo participante de ‘Gran Hermano VIP’ y que su hija le defendería desde plató serían la gota que colmara el vaso. Sin embargo, así fue. Ella misma relató lo que sucedió aquel lunes de hace dos años en el documental ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’, un documental que fue visto por millones de espectadores el pasado fin de semana. Aunque para muchos es difícil retrotraerse en el tiempo para ver cómo estaba Rocíito entonces, lo cierto es que hay imágenes de ella solo semanas después de su intento de suicidio.

Vídeo: Europa Press

Rocío Carrasco llegó junto a su marido, Fidel Albiac, al teatro Granada donde se representaba el musical sobre la vida de su madre. Parecía nerviosa, tenía el rostro cansado, pero afirmaba que estaba contenta por los resultados obtenidos con la obra. No quiso hablar entonces sobre su vida personal, tampoco sobre lo que había sucedido días atrás. En el vídeo vemos a una Rocío completamente distinta a los dos primeros capítulos, siendo ahora cuando cobra sentido el semblante que en ese momento lucía Rocíito. Vestida completamente de negro y con su melena al viento, Rocío se limitó a contestar tan solo preguntas profesionales y así lo demostró que cuando el reportero le preguntó sobre temas íntimos se limitara a agradecer, pero nada más.