Rocío Carrasco ha denunciado a Belén Esteban por revelación de secretos tras dar detalles de su economía. Recordamos la intrahistoria de su guerra.


La demanda que Rocío Carrasco ha interpuesto contra Belén Esteban y Olga Moreno ha dejado a muchos fuera de juego. Pocos se esperaban que la hija de Rocío Jurado denunciara a ambas, sin embargo, esta guerra no ha pillado a nadie por sorpresa, pues viene de lejos. Mientras a Olga Moreno la ha demandado por abrir una carta a nombre de su marido en la que se daban detalles de la deuda que Rocíito mantiene con la Agencia Tributaria, a Belén «por revelación de secretos». Al parecer, la colaboradora de ‘Sálvame’ dio detalles en directo de una deuda de Rocío con el Fisco que ascendería a 1 millón de euros, lo que indignó a la hija de la ‘La más grande’. Molesta porque se desvelaran detalles de su economía, no lo dudó y movió ficha. Dando igual que estos datos sean de dominio público, Belén deberá sentarse frente al juez en unos meses. Movimientos judiciales que se suman a las declaraciones que en su día Belén pronunció de Rocíito y su papel como madre. Mientras muchos se preguntan si esta demanda responde a una venganza por parte de Carrasco, hay quien tiene claro que sí es así.

Gtres

Belén, por su parte, en más de una ocasión ha dejado clara su posición respecto a este asunto, demostrando la sinceridad que en cada momento de su vida la ha acompañado. Ni Rocío Flores ni su hermano David mantienen contacto con su madre desde hace varios años, pero eso no quita que les resulte doloroso todo lo que tiene que ver con sus dos progenitores. Repetidas han sido las veces en las que Rocío se ha roto dentro y fuera de un plató, tanto por su madre como por su padre ante determinados comentarios, instantes en los que siempre Belén ha salido en su defensa. Aunque también lo ha hecho cuando Rocío Flores no estaba delante. Nos remontamos a finales de 2019, cuando Belén se mojó sobre la ruptura familiar que existe entre Rocío Carrasco y sus dos hijos. «Grave es que una madre no se interese por sus hijos  (…) Y no hablamos de uno, sino de dos», dijo. Palabras que no habrían sentado nada bien a Rocío Carrasco y que, quién sabe, si ahora podrían haberla incitado a demandarla.

Fotomontaje: SEMANA

Pero su opinión acerca de la inexistente comunicación entre madre e hija no sería lo único que ha cabreado a Rocío Carrasco. Belén ha declarado públicamente que no alcanza a entender la actitud de Carrasco, ya que considera que se está perdiendo momentos que no podrá recuperar jamás en lo que se refiere a sus dos únicos hijos. «No sé qué le ocurre a Rocío Carrasco. No entiendo muchas de las situaciones, no me entra en la cabeza, pero a mí me da pena. Aquí hay algo importante que se nos escapa o quién lo sabe, no puede contar”, dijo hace unos meses. También quiso sacar la cara por Flores tras las duras declaraciones de Carmen Borrego contra Rocío Flores. Después de que la hija menor de María Teresa Campos dijera en una entrevista que Rocío Carrasco nunca perdonaría a su hija, Belén no lo dudó y lanzó una pregunta al aire. «¿Una madre permite que una amiga salga en portada tirando a su hija por el suelo?», espetó.

Tensión que es un hecho y sobre la que, por cierto, Belén se ha pronunciado en el programa en el que colabora. Después de encontrarse de manera fortuita con Fidel Albiac y de que este no la saludara, Belén tiene claro que este mal rollo se debe a haber defendido a Rocío Flores públicamente. Para ella, es «una niña muy noble«, hecho que demostró al no ir contra ni de su madre ni de Fidel cuando concursó en ‘Supervivientes’. «Podía haber ido en contra de Fidel y no lo ha hecho. Para mí, Rocío ha dado una bofetada con la mano abierta a Rocío Carrasco y a Fidel Albiac, porque ellos pensaban que iba a hablar y no lo ha hecho”, comentó el pasado verano. Sin ningún reproche hacia la joven, Belén tiene claro que la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores tiene motivos más que suficientes para sentirse orgullosa de su paso por la televisión.