Antonio David Flores a su llegada a los juzgados de Alcobendas, Madrid.
31/03/2017

Estas navidades podrían tornarse en pesadilla para Antonio David Flores si la jueza de instrucción que se encarga de la demanda por supuesto maltrato psicológico, interpuesta por la hija de Rocío Jurado contra él, emite en los próximos días una decisión favorable a ella, tal y como todo parece apuntar que sucederá.

Si para el exguardia civil son momentos críticos, para Rocío Carrasco podría suponer un balón de oxígeno, un respiro tras un año complicado en el que, si bien ella se ha mostrado más fría y hermética, lo cierto es que ha sufrido mucho y comenzaba ya a tocar fondo, tal y como han apuntado fuentes de su entorno a este medio.

Ni el último recurso presentado por Antonio David Flores ha logrado frenar la demanda de Rocío Carrasco. La justicia no sólo ha decidido que siga adelante el proceso judicial, sino que además se refiere ya a la hija de Rocío Jurado, en el auto emitido el pasado 14 de diciembre, como ‘víctima’.

Las pruebas aportadas por Rocío Carrasco han sido demoledoras. El 13 de marzo de 2017, Rocío Carrasco logró que se abriera esta causa contra Antonio David Flores tras presentar un volumen de documentación recopilada durante los 18 años de guerra mediática que ella y su exmarido han protagonizado y en la que Antonio David ha realizado numerosas intervenciones televisivas y declaraciones en revistas donde la imagen de su exmujer se ha visto gravemente perjudicada.

Rocío Carrasco interpuso una demanda contra Antonio David por supuesto maltrato psicológico, en marzo del 2017.

Aún con todo, llamar victoria a que la justicia termine pronunciándose a favor de Rocío Carrasco, supondría ser demasiado optimistas teniendo en cuenta la delicada situación que atraviesa la relación con sus hijos. Tanto Rocío Flores Carrasco como David Flores Carrasco, viven con su padre y no mantienen ningún tipo de relación con su madre.

Todo este proceso judicial, añadido al que además ya había abierto Rocío Carrasco contra Antonio David por una reclamación de la pensión de manutención de sus hijos, y que tampoco tiene vistas de que vaya a ser muy favorable al exguardia civil (podría ser condenado a 4 años de cárcel por haber ocultado ingresos con los que, presuntamente, en realidad sí habría podido contar), podría suponer el golpe definitivo para que los hijos de Rocío Carrasco y Antonio David Flores abran una grieta aún más grande, si cabe, y definitiva en la relación con su madre.

El entorno de Antonio David Flores, sus hijos y su mujer Olga, están muy preocupados por el futuro inmediato del exguardia civil. En las últimas imágenes en las que le hemos podido ver, se refleja un evidente deterioro físico, fruto de la presión y la preocupación por su situación judicial ante Rocío Carrasco, en la que Antonio David se está colocando cada vez más contra las cuerdas.

Preocupación en el entorno de Antonio David Flores.

La sombra del cárcel planea sobre él por un supuesto delito de alzamiento de bienes, un caso que ya está visto para sentencia y cuya resolución esperan él y todo su entorno con nerviosismo. Per además, parece ser que la situación económica de Antonio David es trágica. Las costas del juicio que perdió contra Rocío Jurado y que tuvo lugar en 2002, alcanzan casi el millón de euros. A ese dinero habría que sumar 452.000 euros que Hacienda le reclama, además de los 58.000 euros que Rocío Carrasco le reclama en concepto de pensiones atrasadas.

Muchos aseguran que las cuentas de Antonio David Flores están embargadas y que además el ex de Rocío Carrasco no genera ingresos, lo que le estaría llevando a la ruina económica.

En los próximos días, en toda esta situación bélica entre Rocío Carrasco y Antonio David, podría darse un importante paso adelante que podría perjudicar, y mucho, a este último. Pronto lo sabremos. Lo que sí está claro es que pase lo que pase, la reconciliación entre los miembros de esta familia rota, ya se presume imposible.