«La quiero mucho», ha admitido el humorista quien se ha emocionado por completo al ver a la nieta de María Teresa Campos.


Alejandra Rubio llevaba dos años sin ver a Edmundo ‘Bigote’ Arrocet después de que el chileno rompiera con María Teresa Campos. Ambos se han reencontrado en el plató de ‘Secret Story: la noche de los secretos’ y, en vez de saltar chispas, han sorprendido mostrándose muy emocionados. «Yo solo le quiero decir que la quiero mucho. Me ha hablado tanto de ella su abuela», ha afirmado el chileno con lágrimas en los ojos.

Telecinco

Edmundo Arrocet, casi sin poder hablar en un principio, se ha fundido en un abrazo con la joven y acto seguido la ha mirado con dulzura. Añadía que continúa sintiendo mucho cariño por esta. «Su abuela la adora. Siempre iba a visitarla. No la quería como una nieta, pero la quiero mucho». Alejandra ha subrayado que le duele que la cosa haya terminado mal entre su abuela y él después de seis años de romance.

La hija de Terelu Campos también se veía completamente superada por la emoción y no podía evitar llorar en directo. «No sé qué decir. Yo con él no tengo ningún problema. Me he querido mantener al margen en esta historia. Hay cosas que me duelen porque no las entiendo, pero no tengo ningún problema con él. Me alegra verle e intentaré ser objetiva», ha prometido. Mientras que el humorista ha reconocido que le había gustado volver a verla: «Me he emocionado».

Telecinco

El chileno ha vuelto a pisar el plató de Mediaset después de ser expulsado el pasado jueves del reality. Su paso por la casa de los secretos ha sido fugaz, se ha convertido en el segundo concursante en salir, pero deja importantes titulares sobre su ruptura con la veterana comunicadora. Desde que terminase la relación se había mantenido al margen en un discreto segundo plano y había preferido guardar silencio. Sus última declaraciones desmintiendo la versión de María Teresa despertaron el enfado de sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego. Esta último incluso llegó a decir que le daba mucho «asco».

La actitud de Terelu

El pasado jueves tras su expulsión Terelu prefirió evitar un tenso momento y salió corriendo del plató. Edmundo también se ha manifestado al respecto quitando hierro al asunto: «Terelu abandonó el plató porque tenía que irse, lo había pactado con Jorge Javier. No porque tenía nada conmigo. Ella es una mujer muy valiente y no es que tuviera miedo a enfrentarse a mí».

Durante su entrevista contestó a las hijas de María Teresa y les dijo que estaban siendo muy duras con él. Lejos de apaciguar las aguas echó más leña al fuego: «Ellas habrán ido a visitar a su madre once veces. En seis años, solo fueron once veces a su casa. Nosotros hemos estado yendo muchas veces a casa de Terelu». También explicaba que la que más visita a la comunicadora era Alejandra.