Los seguidores de Malú están de enhorabuena. La artista lanzó este miércoles 2 de junio su nuevo single, ‘Secreto a voces’. Y con este nuevo trabajo musical regresa también a los platós de televisión para hablar de cómo ha afrontado este último año y hablar de los nuevos proyectos que tiene entre manos. Precisamente, el mismo día del estreno de su single, Malú visitaba el plató de ‘El Hormiguero’ junto a Pablo Motos. Ambos mantuvieron una entretenida charla e incluso hablaron de aspectos más íntimos de a cantante: su maternidad. Hay que recordar que el pasado 6 de junio, hace ya casi un año, llegaba al mundo la pequeña Lucía, fruto de su relación con Albert Rivera. Esto supuso un cambio de vida para ella y su proyecto más importante. Desde entonces, ha pasado la mayor parte del tiempo atendiendo a los cuidados del bebé.

La cantante se confiesa sobre su primer año como madre

Malú se ha emocionado al hablar de su hija y ha querido compartir con todos los tele espectadores del programa uno de los momentos más felices para ellos: los primeros pasos de su hija, Lucía. Fue escasos días cuando la pequeña comenzó a caminar, concretamente el día 1 de junio. La cantante lo ha recordado con mucha ilusión y mucha emoción. «Se me hace mayor», comenzaba a decir la intérprete de ‘Tejiendo Alas’, la canción que compuso cuando su hija todavía estaba en su vientre. «Ha empezado el proceso de hacer todo el rato desde que te acuestas hasta que te levantas ‘¡ah!’«, cuenta refiriéndose a que tiene que estar en todo momento pendiente de lo que hace y dónde está la pequeña.

Antena 3

La cantante ha revelado en qué estado se encuentra la vivienda que comparte con el expolítico tras los primeros pasos de Lucía: «Mi casa está forradísima. Imaginad, yo lo he puesto todo de papel de burbuja porque ya no me quedaban más cosas que comprar en las ferreterías para taparlo todo y tapar las mesas. Así que lo envuelvo todo». «Mi hermano me dijo una cosa, que cuando empezara a andar iba a empezar a sufrir porque comienzan a andar antes que a pensar. Y es verdad, ella no se da cuenta de que ese pico de la mesa es el demonio. Ella va directa con su desequilibrio a ese pico. Así que te pasas todo el día diciendo ‘ay mi niña que está andando, ¡ahh!'», añadía.

Malú asegura que ella era igual de torbellino que su hija

También ha hablado haciendo referencia a los enchufes de la casa: «Le encantan y ya estoy buscando tapones para taparlos todos. Es muy curiosa y ya está intentando meter los deditos. Bueno, yo metía la lengua cuando era niña, menos mal que no podía por los dos». Después, ha explicado que es algo que se hereda, ya que ella hacía lo mismo de pequeña: «Estaba mi madre detrás para que no me diera corriente. Y es que la verdad que Lucía tiene a quien salir porque yo hacía exactamente lo mismo. Se hereda. De hecho mi madre me dice ‘ves’. Qué le vamos a hacer».