Jacobo Ostos ha sido denunciado por sus vecinos debido a las fiestas que organiza en su casa. El hijo del torero está siendo acusado por organizar fiestas nocturnas en su casa que terminan con peleas a altas horas de la madrugada. Se asegura que está siendo una auténtica pesadilla, aunque él lo niega. Este fin de semana este asunto se convertía en noticia por el enfrentamiento protagonizado por Jacobo y uno de sus vecinos, al que le preguntaba «¿me vas a quemar la casa?». «¿Me vas a quemar la casa? Dilo ahora en televisión. Dime que me vas a quemar la casa. Ahora no tienes huevos. Eres muy valiente. Venga, quémame la casa», repetía. Ahora ha reaparecido su madre, María Ángeles Grajal, quien parece encontrarse muy incómoda con las preguntas de los reporteros.

Vídeo: Europa Press

La esposa de Jaime Ostos no quiere dar explicaciones sobre las fiestas que organiza su hijo. «Somos vecinos reales, llevamos dos años soportando las fiestas de Jacobo, si María Ángeles no nos reconoce que se fije mejor, porque llevamos viviendo aquí toda la vida», decía uno de los vecinos denunciantes hace solo unos días tras ser acusados por Jacobo de ser «simples figurantes». Aunque ni Jacobo ni su madre ha dado demasiados detalles al respecto, se ha encontrado el anuncio en el que Jacobo alquila su vivienda a todo aquel que pague el precio. La vivienda está en una página en la que se asegura que es «perfecta para pool parties» y que su precio es de 1200 euros por 24 horas, precio a dividir entre 16, siendo ese el número máximo de personas que la pueden habitar.