Tras varios meses enfrentados, Kiko Rivera y Ramón Calderón irán a juicio el próximo 25 de abril, según el empresario ha confirmado.


El lunes 29 de noviembre el Juzgado número 81 de Madrid se ha celebrado la audiencia previa entre Ramón Calderón y Kiko Rivera, sin embargo, no ha habido acuerdo. Ninguno de los dos ha tenido que personarse, siendo tan solo sus representantes legales los que han asistido a esta acto de conciliación. Será dentro de cinco meses, en concreto, el 25 de abril cuando se celebre el juicio entre el demandante y el acusado por injurias. Este proceso legal servirá para que se analice la documentación aportada y Kiko asuma las declaraciones que en su día hizo en ‘Cantora. La herencia envenenada’, programa en el que cargó duramente contra Calderón.

“El juez desestimó la declaración de Kiko y mía, y la de todos los testigos propuestos por Kiko al entender que nada aportarían a las manifestaciones realizadas por Kiko, que son el objeto del pleito. Así que el juicio del 25 de abril consistirá solo en el análisis de las pruebas documentales y grabaciones ya presentadas y en las conclusiones de los abogados de las tres partes«, ha dicho Ramón Calderón a ‘Vanitatis.

Fotomontaje SEMANA

Pero, ¿qué dijo Kiko Rivera para cabrear de tal modo a Calderón? Nos remontamos a hace más de un año, cuando en uno de los programas más vistos de la televisión le dejó en muy mal lugar. «Ramón Calderón es un sinvergüenza, que llame si se atreve, tan valiente que eres de llamar a los programas de televisión. Con esto que tengo yo aquí (señalando una carpeta con papeles) me lo vas a tener que explicar en un juzgado porque eres uno de los implicados en toda esta trama, porque esto es una trama», comentó entonces.

El papel de albacea que desempeñó Ramón Calderón cuando murió Paquirri le ha servido para estar de nuevo en el disparadero, pues Kiko reclamó que este no defendió sus intereses y que, además, favoreció a su madre en lo que respecta a la herencia del torero. El que fuera presidente del Real Madrid lo negó  y no ha dudado en llevar a los tribunales este asunto con el fin de limpiar su nombre. Esta herencia es precisamente lo que a día de hoy enfrenta a madre e hijo, un final que Ramón Calderón está seguro que dolería profundamente a Paquirri, de quien él era íntimo.

GTRES

A pesar de que Ramón Calderón, el que fuera amigo de Paquirri, pidió a Kiko Rivera que se retractara, él en todo momento se negó. «No me dio opción. Pedí que rectificara, que dijera que lo que había dicho era falso. Me daba igual que pusiera la excusa de estar mal asesorado. No lo hizo», comentó el empresario. En aquel momento, tomó la vía legal y emprendió acciones contra el hijo de la tonadillera, por lo que ahora es una incógnita cuál será el final de esta historia que de nuevo vuelve al presente.