La reina Isabel II busca un nuevo asistente personal. Accedemos a la oferta de empleo y os mostramos los requisitos para acceder a la misma


A los 94 años de edad, la reina Isabel II está buscando un nuevo asistente personal. No es la primera vez que la monarca británica hace públicas sus ofertas de empleo para trabajar en Buckingham y de hecho, podemos hasta tener acceso a cada uno de los requisitos que piden para poder trabajar junto a la Familia Real británica. El puesto que detallan serían el de secretaria privada de Isabel, que trabajaría en la oficina del mencionado palacio y residencia de la Reina. Esta persona podría ganar hasta 50.000 dólares al año, según la experiencia que demuestre, además de viajar por todo el mundo acompañando a la monarca en sus compromisos y actos oficiales. El contrato comenzaría en enero del año 2021 y sería por dos años.

Este es el trabajo de la secretaría privada de la reina Isabel II

Esta oferta de empleo se publicó en Linkedin, una red social orientada al uso empresarial, a los negocios y al empleo. Se activó este martes y tan solo estarán recibiendo durante varios días candidatos, ya que cerrará el proceso de selección este viernes 4 de diciembre. Seguramente, en este corto plazo recibirán cientos de solicitudes.

En la especificación del trabajo se pide que el candidato ideal deber tener “excelentes habilidades interpersonales y de comunicación”. También revelan cuáles serán las funciones a desarrollar: “Con un enfoque proactivo, la persona elegida trabajará de manera eficiente con iniciativa y dirección mínima, permaneciendo calmada y organizada, incluso cuando esté bajo presión”. Además de viajar con la monarca por todo el mundo, si así lo requiere la agenda de la Reina, también tendrá que coordinar su agenda, sus actos oficiales y reuniones, además de “servir de enlace con las partes interesadas en el Reino Unido, Realms y Commonwealth para redactar cartas y otros materiales”.

Gtres

Si actualmente no tienes trabajo y cumples con todos los requisitos que piden desde el Palacio de Buckingham es una gran oportunidad para tener un gran trabajo en el Reino Unido. Eso sí, el nivel de exigencia es alto y tal como cita el anuncio hay que saber trabajar «bajo presión».

Las navidades más diferentes para la monarca británica

A la vez que buscan un nuevo asistente para la Reina Isabel II, ella ya está planeando cómo serán sus vacaciones de Navidad este año. Al igual que para el  resto del mundo, este año será muy diferente para todos. Y es que por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus, la reina de Inglaterra y su marido Felipe de Edimburgo, de 99 años, han decidido pasar esta época estival completamente solos en el castillo de Windsor. Por primera vez en décadas, no viajarán a Sandringham para reunirse con el resto de la familia real durante estas fiestas. Algo que han hecho durante muchos años y que nos han dejado imágenes familiares muy bonitas.

Gtres

Ambos pasarán las fiestas en el castillo de Windsor, residencia a la que se trasladaron desde Londres el pasado mes de marzo cuando estalló la crisis sanitaria en Reino Unido y donde todavía permanecen. “Habiendo considerado los consejos apropiados, la reina y el duque han decidido que este año pasarán la Navidad tranquilamente en Windsor”, han dicho a través de un escueto comunicado que han emitido.

Así podrían pasar la Navidad el resto de los miembros de los familiares

Se desconoce si el resto de familiares se reunirán en estas fechas tan señaladas o por el contrario, algo poco probable teniendo en cuenta las contadas ocasiones que se han visto en los últimos meses además de la poca o nula relación entre los príncipes Guillermo y el príncipe Harry. Por un lado, al parecer estarán el príncipe Guillermo y Kate Middleton con los pequeños George, Charlotte y Louis en en el Palacio de Kensington; mientras que el príncipe Harry, Meghan Markle y su primer hijo en común, Archie, están al otro lado del charco, en su mansión de Los Ángeles. Para finalizar, el príncipe Carlos de Inglaterra y Camilla siguen en Clarence House.

Tras un año muy complicado para todos, la Reina Isabel II ha decidido ser la primera en predicar con el ejemplo y no juntarse así con el resto de miembros de la familia. Y es que este año, la Navidad se plantea muy diferente a como la conocemos en todo el mundo.