Antonio David Flores ha explicado en una entrevista que ha concedido de manera gratuita cómo se encuentra tras la docuserie de Rocío Carrasco.


Antonio David Flores rompió su silencio este domingo. Era una de sus entrevistas más esperadas, pues llevaba muchos meses en silencio y eran muchas las preguntas tras la docuserie de su ex. El colaborador de televisión desde que se estrenara ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ no ha vuelto a trabajar y, de hecho, asegura estar destrozado por haber vivido «meses de linchamiento». Él, por su parte, mantiene que se le ha hecho un daño terrible a su imagen, pero que peleará pase lo que pase. Eso sí, hay una cuestión que está sobre la mesa y esta no es otra que su despido de ‘Sálvame’, pues hay quien cree que fue improcedente. Si se descubriera que fue así ¿volvería el malagueño a participar en el programa? o ¿se niega en rotundo? Aunque el ex guardia civil se pensó su respuesta cuando en el canal de Youtube de JaviOliveira y CadenaJuanjoVlog se la plantearon, Antonio David insisto en que lo tiene claro.

Antonio David Flores no volvería a pisar el plató de ‘Sálvame’ en el que se ha ganado tantos enemigos. Prácticamente ninguno de los que fueron sus compañeros le apoyan, por lo que volver a Mediaset es una idea que en absoluto está en sus planes. «El daño que se me ha hecho es irreparable. El daño que se le ha hecho a mi familia no tiene nombre. Han provocado un odio hacia mí y hacia mi familia que lo he sufrido en mis carnes. En qué cabeza cabe convertir a una persona que ni siquiera ha sido juzgada por violencia de género en culpable, a quién se le pasa por la cabeza que esa maquinaria de La Fábrica de la Tele a más de 40 horas a la semana con la capacidad de destruir a una familia, provocar ese odio a una familia«, comentó el tertuliano. Estaba dolido y así se transmitió en cada una de sus respuestas en esta charla que duró más de tres horas. De hecho, quiso agradecer a todos y cada uno de los que hicieron «apagón» cuando se empezó a emitir la docuserie de Rociito.

Sin reparo alguno ni pelos en la lengua, Antonio David acusó al documental de Rocío Carrasco de «terrorismo» y a La Fábrica de la tele de contribuir al «linchamiento mediático». Dolido con el trato que le han dado estos meses, el malagueño jamás esperó que podía ser repudiado en la cadena en la que ha trabajado tantos años. Mucho menos que se enteraría de su despido casi al mismo tiempo que el resto de espectadores: «Mi representante me explica la situación y me dice que espera que hay algún problema y que no sabía si iba a ir ese día o al siguiente. Yo sigo a la espera de poder ir a trabajar y me encuentro que me despiden en televisión. Me enteré cinco minutos antes que todos vosotros que no estaba en el programa».