Seis meses después de la ruptura de Paloma Cuevas y Enrique Ponce, el divorcio todavía no se ha producido, pero ¿qué lo frena?


Han pasado seis meses desde que SEMANA publicara en exclusiva que la relación de Paloma Cuevas y Enrique Ponce había llegado a su fin. Su historia de amor se hizo añicos tras más de 24 años juntos y él comenzó con Ana Soria, una joven almeriense de 22 años con la que afirma encontrarse muy feliz. Todo parecía acelerarse, el divorcio estaba ya en un despacho de abogados y la cordialidad reinaba entre ambos. Sin embargo, 180 días después todo sigue en el mismo punto, pues a día de hoy no se ha ratificado por parte del diestro. La empresaria asegura que su decisión es firme, pero hay un freno que lleva a que este proceso se dilate en el tiempo. Hablan de que no han llegado a un acuerdo económico y él, de hecho, asegura que pronto se firmará. Mientras que se vislumbra el verdadero motivo que les aleja y que hace que no lleguen a un punto en común, en SEMANA te hemos contado el paso que ha dado Ponce para sanar sus finanzas.

Foto: Gtres

Enrique ha empezado a vender su propio aceite en un nuevo punto de venta, la tienda online de un gran amigo, movimiento con el que está seguro de que mejorarán algunos números de su economía. Las ventas han comenzado y tanto él como Rafa Dona, dueño de la página web, confían plenamente en que todo reflote. Por el momento, no es el único cambio que ha llegado a su vida. También las corridas que estaba acostumbrado a dar y que ha tenido que parar por cuestiones sanitarias y es que, según figura en su web, no tiene ninguna contratada para los meses más próximos. La última está fechada en octubre, lo que refleja que en el plano profesional no le marcha tan bien como a él le gustaría.

A pesar de que Paloma Cuevas desea pasar página para seguir con su vida y dar carpetazo a un amor que no volverá a retomar, la firma de Ponce aún no es un hecho. Él, por el momento, continúa centrado en su trabajo y en su pareja, Ana Soria, a la que le ha gritado sus sentimientos en tantas ocasiones públicamente. Eso sí, no deja de lado sus labores como padre, así lo demuestra que hace tan solo unos días se desplazara hasta Madrid para ver a una de sus hijas en una obra navideña que no se quiso perder. Aunque vive en Almería con Ana en un espectacular ático que te mostramos en SEMANA, el diestro de vez en cuando se traslada a la capital para estar con las pequeñas que tiene en común con Paloma.

Gtres

Hace tan solo unos días cumplió 49 años y lo hizo al lado de su pareja. Todavía se desconoce si antes de que termine el año Paloma Cuevas será una mujer oficialmente divorciada o eso tendrá que esperar.