María Teresa Campos se ha cansado de las polémicas que rodean a estos programas de Telecinco y desea alejarse de su alargada (y exitosa) sombra, aunque eso suponga perder trabajos


María Teresa Campos parece que no se siente cómoda con la forma de hacer televisión y entretener al público de los últimos años. Aunque no le gusta la forma de tratar a los personajes que aparecen en el universo ‘Sálvame’, simplemente opta por no participar de ello y alejarse lo máximo posible de su estela, aunque sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, así como su nieta, Alejandra Rubio, sí que participen de ello. Eso sí, eso no quita que quiera lanzar una pullita a la productora que se encuentra detrás de estos exitosos programas, tras haberles dado plantón el pasado viernes al no acudir al último capítulo de ‘Hormigas blancas’, dedicado a arrojar luz a los capítulos más oscuros de la vida de Bertín Osborne.

Y precisamente con Bertín Osborne es con quien se ha decidido a confesarse María Teresa Campos desde su programa en Canal Sur, ‘El show de Bertín’. Tras la versión que Carlota Corredera ofreció sobre el plantón que la veterana periodista había dado al equipo de ‘Hormigas Blancas’ y que después fue desmentido por su hija Carmen Borrego, que hace las veces de representante de su madre en estos menesteres, María Teresa Campos ha decido romper su silencio. Y lo hace para dejar claro que no entiende muy bien a qué viene tanta supuesta animadversión hacia ellas por parte de la cadena y sus compañeros, cuando Bertín Osborne le pregunta sobre cómo se encuentra su situación profesional en estos momentos: “Me llaman los compañeros de muchas cosas. Pero si vas a una cosa que es un homenaje a esa persona y te meten en una cosa que es lo que les vende a ellos…”, deja caer la presentadora a modo de pulla hacia la productora, al sentirse engañada por lo que pasó en el especial de Rocío Jurado en ‘Hormigas blancas’.

En este capítulo, María Teresa Campos aprovechó el repaso de la vida de Rocío Jurado para salir en defensa de Rocío Carrasco, a quien prometía que un día se haría justicia con ella. Este comentario mirando directamente a cámara dio mucho juego en la cadena y cubrió horas y horas de televisión y después también tuvo repercusión por la reacción de Antonio David Flores y su hija, Rocío Flores, ante las desafortunadas palabras de María Teresa Campos. Le indicaron que mejor no opinase sobre el asunto, si su intención era no echar más leña al fuego, pero esta ya ardía y amenazaba con descontrolarse, como así sucedió.

Fotos: Canal Sur y Telecinco.