Anita Matamoros no ha pasado sus mejores días después de que sufriera un brote de tiroides en el cuello y que le hiciera no poder moverse de la cama


Anita Matamoros ha pasado unos días complicados debido a un problema de salud. Acostumbrados a ver a la hija de Makoke y Kiko Matamoros dando saltos, practicando ejercicio y con una actitud muy divertida, nos ha extrañado ver a la joven postrada en la cama y a punto de llorar por sus dolores. Ella misma ha desvelado lo que le pasa. «Hace nada estaba llorando del agobio. Ayer me dio un poco de tiroides en el cuello y me fui a dormir y hoy me he levantado con que no me puedo mover. Estoy aquí en la cama, no puedo mover el cuello, lo tengo todo bloqueadísimo y no lo puedo incorporar aunque quiera», comienza anunciando con el rostro pálido.

Anita Matamoros tuvo que llamar a un médico de urgencia

«Luego va a venir el fisio y me he tomado un ibuprofeno y un relajante muscular. Y así estoy, que no me puedo mover», ha seguido diciendo. Además, ha confesado que no es la primera vez que le ocurre «aunque no tan fuerte», como ella misma ha dicho. «A mí me ha pasado como dos o tres veces que se me ha bloqueado el cuello y no lo podía mover, ni de un lado para otro, pero sí hacia adelante y hacia atrás. Pero esta vez es que estoy completamente inmóvil», continúa diciendo. Aún así ha querido tranquilizar a sus fans y ha dicho que «estoy fenomenal de cuello hacia abajo». También, Anita Matamoros ha querido agradecer todo el cariño recibido por parte de sus seguidores, que han mostrado su preocupación por su estado de salud.

Instagram

Conforme pasaba el día la cosa no ha ido mejor, ya que tuvo que acudir un médico de urgencias a su casa. El Doctor tuvo que pincharle y Anita aseguraba que «espero sentirme mejor». Además, cambió la cama por el sofá por un momento a ver si se encontraba mejor A lo largo del día, Anita Matamoros se recuperó tras el doloroso día que había pasado y ya se encontraba con mucho menos dolor. Aún así, no fue un día fácil para la joven, pero supo sacar todas las fuerzas para incluso darse un baño, maquillarse y seguir hacia adelante, que era lo importante. Todo esto ocurrió a lo largo del jueves, y de momento, este viernes no ha dado señales de cómo se encuentra.

Anita Matamoros tampoco ha pasado momentos fáciles en cuestiones personales, ya que ha visto como su nombre aparecía en unos audios filtrados en los que Alejandra Rubio, la que fuera su amiga, hablaba mal de ella. Por si fuera poco, también ha tenido que seguir viendo los enfrentamientos de su madre, Makoke, y su padre, Kiko, en los platós de televisión. Algo que no será plato de buen gusto para Anita Matamoros.