Este martes, Irene Rosales anunciaba una gran noticia para ella: por fin se ha podido quitar el aparato de la boca. Días después, tiene una nueva dolencia


Hace unos días que Irene Rosales sorprendió con una feliz noticia a título personal: por fin le quitaron los aparatos de los dientes y estrenar sonrisa después de 18 meses. A pesar de la emoción de la colaboradora de televisión, ahora ha revelado el nuevo problema al que se enfrenta. «Si ayer ya me notaba rara hablando sin los brackets, hoy ya estoy súper rara y muy incómoda«, comienza anunciando la sevillana en un vídeo. A pesar de este inconveniente, Irene se muestra tranquila y muy positiva: «Pero me tengo que hacer a ello», anuncia.

Tal y como cuenta la propia Irene Rosales «ya me han puesto las fundas y tengo que estar tres meses con ellas. Me da como fatiga. Luego ya me la quitan y solo me las pongo para dormir», confiesa desde casa. Además, ha querido aclarar que se ha realizado el tratamiento en una pequeña clínica dental en Castilleja de la Cuesta, localidad donde reside, y que no ha sido compromiso publicitario ni ha hecho intercambio. «Me lo he pagado yo, pero me apetecía decirlo por si estáis dudando la gente de por aquí».

Irene Rosales anunció muy emocionada que se había quitado el aparato

«Estaba deseando que llegara este día. Después de 18 meses, hoy por fin me han quitado los aparatos. Estoy súper contenta, también me noto muy, muy rara, así que si me notáis rara hablando por aquí, ya sabéis por qué es», dijo hace unos días muy feliz la mujer de Kiko Rivera. La colaboradora de ‘Viva la vida’ nunca ha tenido problema en mostrar su aparato ni siquiera frente a las cámaras de televisión.

Instagram

Ahora, tras más de año y medio con los brackets puestos por fin puede estrenar una nueva sonrisa. A pesar de que no está pasando por su mejor momento familiar a costa de la guerra mediática que enfrenta a Kiko Rivera con su madre, Isabel Pantoja, Irene Rosales no pierde la sonrisa. Y ahora más que nunca, está deseando de mostrar su nueva boca, aunque ahora haya encontrado este nuevo problema con las fundas que le han puesto.

Irene Rosales nunca ha tenido problemas en mostrar su sonrisa con los aparatos, demostrando la naturalidad que le da la sevillana a las cosas. Ella misma compartió la noticia de que quería alinear sus dientes y ponerse aparato. A pesar de que muchos rostros conocidos que salen en televisión o que son ‘influencers’ optan por los nuevos y menos visibles métodos para alinearlos, la sevillana se decantó por los brackets de toda la vida. Aunque eso sí, optó por los brackets «estéticos», que suelen notarse menos debido al tono blanco del mismo. A pesar de esto, Irene nunca ha dudado en posar orgullosa con sus aparatos.