El que fuera mano derecha de David Bustamante ha sido absuelto tras ser acusado de estafa por el cantante. Hablamos con él para ver cómo se siente.


Hace tan solo unos días David Bustamante volvió a acaparar todas las miradas. El motivo no era otro que la denuncia al que fuera su hombre de confianza en el pasado, Francisco Manjón, al que le acusó de estafa y para el que pidió 14 años de prisión y 500.000 euros. Él gestionaba su economía y sus asuntos legales, sin embargo, tras romper su relación laboral, Bustamante creyó que un problema con la Agencia Tributaria se debió a una mala praxis por su parte. Días después de que este revuelo se sintiera en todas las redacciones, la justicia se ha pronunciado y así lo demuestra que los magistrados hayan exonerado a Francisco por apropiación indebida, administración desleal, estafa, falsedad documental e intrusismo al «no estar probados». Para saber cómo se encuentra su exrepresentante, SEMANA se ha puesto en contacto con él y hemos conseguido sus primeras palabras en exclusiva.

«Estoy muy feliz. Se ha hecho justicia. Espero que la misma difusión que se le dio a la noticia de la denuncia se le de a este resultado. De David lo único que quiero es pasar pagina y seguir adelante…», nos dice a esta revista. En su tono se desvela lo difícil que ha sido para él esta etapa y es que su única intención durante todo este tiempo ha sido que se demostrara su inocencia. Ahora será David Bustamante el que deba de hacerse cargo de las costas del juicio y pagarlas tras haber perdido frente el que fuera su gran amigo y representante desde el año 2001 hasta el 2015, etapa en la que estuvieron unidos a nivel laboral y de amistad.

Gtres

La Sala ha determinado que existen «dos versiones contradictorias sobre la remuneración del asesoramiento realizado por el acusado y que llevaron a una disposición por parte de este de una elevada cantidad de dinero (casi 450.000 euros), entre los años 2007 a 2015, «con una media de 50.000 euros anuales«. Al parecer, lo que dice uno no tiene nada que ver con lo que cuenta el otro, no obstante, Francisco Manjón ha aportado documentación en la que se demostraría y se probaría su inocencia. «El acusado ha aportado diversa documentación que justifica tanto la elevada remuneración por él opuesta como el conocimiento por parte de Bustamante de ello, quien reconoce en esos contratos y documentos por él firmados tanto la rendición de cuenta en conformidad como la aprobación de las cuentas y la corrección de las transferencias que se reputan por la acusación particular como ilegítimas», dice el fallo.

Justo cuando esta demanda vio la luz su exmánager advirtió con abrir la Caja de Pandora y contar secretos del artista, lo que hizo saltar todas las alarmas sobre el pasado del cántabro. «Si saco material se arrepentirá», espetó. ¿Cumplirá con esta advertencia o lo dejará pasar y seguirá con su vida? Por el momento, todo apunta a que desea olvidar cuanto antes esta pesadilla que tanto tiempo le ha perseguido.