La colaboradora de televisión ha salido de casa para ir a dar un paseo después de casi dos meses de encierro, pero lo ha hecho sin la compañía de su marido, Miguel Marcos.


Belén Esteban ha sido una de las pocas colaboradoras de ‘Sálvame’ que decidió de manera voluntaria no acudir al plató para evitar el contagio. Y es que ‘la princesa del pueblo’ es paciente de riesgo por la diabetes, por lo que desde que decretaran el Estado de Alarma en nuestro país, no ha salido de casa

Esto le llevó además a tomar una decisión drástica. El hecho de que su marido, Miguel Marcos, sea técnico de ambulancia hace que esté en contacto con muchos enfermos del virus, por lo que junto a la colaboradora de televisión decidió que lo mejor sería irse a su casa de soltero, en la que vivía antes de conocer a Belén. De esta forma, ella no estaría tan expuesta.

Durante todos estos días, han estado separados y solo se han visto cuando Miguel Marcos acudía a la vivienda en la que viven para llevarle la compra a Belén Esteban. Ese era el único ratito en el que se veían, y todo desde la distancia. Desde casa, la colaboradora ha estado protagonizando una sección en ‘Sálvame’ de cocina, donde hace apenas unos días se rompía por la situación en la que estaba, lejos de su marido.

«A ver viene cada dos o tres días a traerme la compra o cuando me tengo que cambiar el sensor de insulina una vez a la semana, pero nada. Él viene con todo, con mascarilla, con guantes, su traje y con todo. Hace tiempo que no nos damos un abrazo, bueno desde que se fue», decía entre lágrimas.

Una situación nueva como pareja

«Ahora estamos como novios. Tenemos unas ganas de estar juntos ya… Yo espero que ya podamos estar juntos a finales del mes que viene o así. Le doy las gracias a todo el mundo, no solo a mi marido, pero también a sus compañeros que trabaja que son cuatro», reconocía por todo el trabajo que están haciendo los sanitarios en estos momentos de crisis sanitaria.

Durante estos días no solo la hemos visto en la televisión algunos días, también ha aparecido en las redes sociales, aunque no de manera muy activa. Nos ha demostrado que ha seguido cuidando su alimentación y ha dedicado algunas declaraciones de amor a su pareja, porque lo echa mucho de menos. En el Día Internacional del Beso, Belén Esteban compartió su beso favorito con su marido.

Ahora, casi dos meses después de su encierro, la colaboradora ha salido a la calle en las horas permitidas por el Gobierno para salir a dar un paseo o a hacer deporte. Eso sí, sin la compañía de su madrido y protegida con mascarilla y guantes. A pesar de la situación, el matrimonio espera reencontrarse en pocos días.