Hace tan solo unas horas Bigote Arrocet ponía su primer pie en España. El humorista volvía tras la tormenta mediática que ha provocado su ruptura con María Teresa Campos, pero no quiso decir ni una sola palabra que arrojara luz sobre su separación. Tan solo se limitó a repetir en el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez que «no había visto nada», sin embargo, su postura ahora ha cambiado. Convertido en la auténtica estrella de FITUR, el chileno ha aparecido y ha dado las que son sus primeras declaraciones sobre esta historia.

Aunque a su llegada ha preferido no responder a nada sobre el momento sentimental que está viviendo, poco después ha confesado a ‘El programa de Ana Rosa’ cuáles son sus planes en estos momentos. Después de que se le preguntara si tenía intención de ir a recoger sus pertenencias a casa de la periodista, Edmundo se ha abierto en canal. «Esa pregunta sobra. Claro que voy a ir a recoger mis cosas«, ha dicho tajante. Un hecho que de cumplirse podría propiciar a una conversación entre Bigote y María Teresa, charla que, según la malagueña, todavía no habría tenido lugar.

[Bigote Arrocet regresa a su piso de soltero (y esto es lo que ha hecho)]

No obstante, Bigote Arrocet no ha querido desvelar más detalles sobre su ruptura ni tampoco responder a los últimos zascas que su ex le ha propinado en ‘La Resistencia’. Consciente de la curiosidad que genera, ha apostado por lucir una gran sonrisa y, sobre todo, por no ‘mojarse’ demasiado tras la polémica. Lo ha hecho con una nueva imagen y sin su característico bigote y es que ya dicen año nuevo, vida nueva.

[María Teresa vuelve a ‘La Resistencia’ y lanza un zasca a Bigote]

Se desconoce si estas declaraciones tan solo son el preámbulo de una entrevista, pero nadie duda de que cada uno de sus movimientos generan una gran expectación. Tanto es así que su presencia en la feria de turismo ha eclipsado incluso al rey Felipe y la reina Letizia.