A punta de pistola, dos hombres han asaltado el vehículo en el que viajaba la presidenta del Grupo Eulen y de las Bodegas Vega Sicilia, María José Álvarez, por las calles de Madrid. Los asaltantes han encañonado a la empresaria en su propio vehículo, conducido por su propio guardaespaldas, que no lo dudó ningún segundo en disparar con su propia arma a los individuos antes de que éstos lograsen huir. Aunque no se han tenido que lamentar males mayores, la dirigente de una de las mayores empresas de servicio y seguridad de España ha resultado herida en un costado a consecuencia de que el coche en el que circulaban terminó estrellándose contra una farola tras ser interceptado por los asaltantes. Además, tras lo sucedido, tuvo que ser atendida por los servicios de emergencia también por una crisis de ansiedad tras el tremendo susto que se llevó en la madrugada de este lunes. El escolta no resultó herido.

presidenta-grupo-Eulen-asaltada-pistola
Foto: Twitter

La presidenta de las Bodegas Vega Sicilia se encontraba en la calle José Bastos, en el distrito de Moncloa-Aravaca, en el interior de su vehículo, un Mercedes que conducía un escolta de su seguridad privada. A eso de las dos de la madrugada, su coche se topó con otro frontalmente, un Renault Scénic, de donde bajaron dos hombres armados que no dudaron en encañonar directamente a María José Álvarez. No era el único coche involucrado, pues otro se situó pronto detrás para impedir que huyese dando marcha atrás, lo que la dejó sin escapatoria. De ahí la contundente reacción del escolta de la empresaria, que desenfundó su arma y disparó, tal y como ha publicado en la mañana de este martes la agencia de noticias EFE.

Tres disparos fueron suficientes para que los dos hombres armados que se habían bajado del primer vehículo emprendiesen la huida, así como el que se encontraba cortándoles el paso por la parte trasera. Los nervios hicieron que el guardaespaldas emprendiese de nuevo la marcha para salir de la zona de peligro, pero finalmente terminó estrellándose contra una farola. Los servicios de emergencia no tardaron en presentarse en el lugar de los hechos para atender a María José Álvarez, que presentaba una fuerte contusión en el costado derecho y una crisis de ansiedad.