La familia de Íñigo Onieva es en estos momentos su apoyo más férreo. Sus hermanos y su madre, Carolina Molas, están ahí para escucharle y, sobre todo, para ayudar a sobrellevar una ruptura que no tiene vuelta atrás. Saben que está arrepentido, pero las declaraciones de Tamara Falcó tras descubrirse su infidelidad han dejado claro que una reconciliación es imposible. No hay nada que hacer y, por ello, no le quedará más remedio que pasar página junto a los suyos. Aunque su paradero no está claro, la prensa apuesta porque el joven y ya exnovio de Tamara Falcó podría encontrarse en la casa familiar de la exclusiva urbanización de La Moraleja (Madrid), un espectacular chalet en el que siempre ha vivido. Allí su madre ha dado varias explicaciones sobre cómo está su hijo y, además, ha empatizado con Tamara, quien está segura de que está sufriendo «una barbaridad».

Redes sociales
Redes sociales

Muchos ahora se preguntan cuál es la fuente de ingresos de la familia de Íñigo Onieva, núcleo que vive de manera acomodada y al que económicamente le va de maravilla. No pasan su mejor momento en el campo personal, pero sí en lo que respecta a su economía, pero ¿a qué se dedican?, ¿cuál es su fuente principal de ingresos? Carolina Molas, madre de Íñigo, es una reconocida empresaria que justo este año ha obtenido el premio CEO del 2022 por la distribución de electrodomésticos de consumo. En concreto, trabaja en una empresa familiar llamada CEMEVISA, en la cual ella se esfuerza por desarrollar una estrategia de expansión. Está al frente de la compañía desde hace ocho años, de la que es, por cierto, también accionista y desde su llegada ha abierto varias plataformas en diferentes puntos de España, lo que ha multiplicado los beneficios del negocio.

«Sé adaptarme con facilidad a cualquier situación y diferenciar lo que es verdaderamente importante de lo que no lo es. Además, tengo siempre como prioridad lo que le conviene a la empresa», dijo Carolina Molas hace algunos meses. Esta empresa fue creada por Carlos Molas en Vizcaya hace aproximadamente unas 6 décadas, empezó con tiendas propias y desde entonces no ha dejado de crecer. Los números les acompañan, siendo esto lo que permite que la familia de Carolina Molas viva tan bien y de forma tan holgada. ¿Y su padre? ¿a qué se dedica? Pues bien, el progenitor de Íñigo Onieva trabaja como director global del Grupo Barceló, trabajo al que llegó hace casi cuatro años tras un tiempo en México, una etapa que ya dejó atrás.

Redes sociales
Redes sociales

Los padres de Íñigo se separaron cuando él era un adolescente y, aunque siempre se habla de que tiene dos hermanos, lo cierto es que no. Su padre, que también se llama Íñigo, tuvo un cuarto hijo, aunque en pocas ocasiones ha posado junto a él en sus redes sociales. Ahora ellos son quienes le aconsejan y le ayudan a mirar hacia adelante, ya que son conscientes de que su pasado con Tamara Falcó no volverá a ser presente. La marquesa de Griñón reaparecía este martes 27 de septiembre ante los medios para dar su versión de los hechos y agradecer a todo el mundo que le hayan ayudado a abrir los ojos.