«Abril-cerral». Risa floja. Momento surrealista. Elena Furiase tuvo su momento televisivo en el concurso ‘Password’ cuando una concursante hizo esta hilarante asociación de ideas que a día de hoy sigue siendo viral. Ese día la actriz se convirtió para mucha gente en personaje…

elena-furiase
A sus 28 años, Elena Furiase se va abriendo camino paso a paso en el mundo de la Interpretación.

Elena Furiase estaba destinada a ser famosa desde que nació, como su madre, Lolita Flores, ya que se convirtió en la primera nieta de la Faraona. Acostumbrada a las cámaras desde siempre, llegó un momento en que decidió dejar los estudios y ponerse a ser actriz, una profesión que le ha dado a su progenitora una segunda juventud artística.

Lolita, que se ríe hasta de su sombra, decía que estaba encantada porque los jóvenes la paraban por la calle para preguntarle por Vicky, el personaje de Elena Furiase en ‘El internado’, serie de Antena 3 en la que se cruzaron nuestros caminos, el de Elena y el mío.

A mí me habían mandado a entrevistar a la irrepetible Amparo Baró, que acababa de ganar el Goya por ‘Siete mesas de billar francés’ de Gracia Querejeta, una directora que me da pereza máxima, pero que suele ofrecer grandes papeles a sus actrices, sobre todo a Maribel Verdú, pero no me quiero desviar del tema…

el-internado
Elena Furiase, caracterizada de Vicky, su papel en ‘El internado’.

Después de acompañar a Amparo Baró a que se fumara un Ducados mientras la entrevistaba fuera de los estudios me acerqué a Elena Furiase que pasaba por allí y saqué la grabadora (en aquellos tiempos no gastábamos i-Phones multiusos) para hacerle unas preguntas. Con una educación propia de un internado y un aplomo poco común a su edad me fue dando respuestas muy bien hiladas. Al preguntarle si ella era una actriz intuitiva, como su madre, con naturalidad y sin temor a ser juzgada me contestó: «Yo también. De momento me sirve con los recursos que tengo, si fuera necesario me apuntaría a estudiar más adelante».

Uno que tiene sus fuentes ya sabía de antemano que Elena era de sus compañeros de reparto una de las más aplicadas (si no la más), siempre estaba lista cuando la iba a buscar un coche de producción para llevarle al rodaje, tenía los guiones más que aprendidos (su madre siempre había dicho que era muy buena estudiante) y era muy disciplinada. Tal vez no se había puesto a estudiar el método Stalivnaski ni se había apuntado a la escuela de Juan Carlos Corazza, pero se tomaba muy en serio su trabajo.

lolita
Ha intervenido en dos películas con su madre, ‘El libro de las aguas’ y ‘Soledad’.

Los años han pasado y no nos hemos vuelto a encontrar, pero la tengo muy leída en las entrevistas que concede. Muy dado que soy a rebuscar entre líneas, aunque a veces no logro trascender lo literal, he sacado la conclusión que Elena es ‘muy verdad’, no oculta cuando le va mal laboralmente o económicamente (como ya hicieran su abuela y su madre), pide trabajo abiertamente cuando no lo tiene y reivindica sus apellidos, al contrario que algunos ‘hijos de…’ que habiendo sacado partido de la valía profesional o de la posición de sus progenitores aún se atreven a decir que les ha perjudicado esta circunstancia (no daré nombres, pero a todos se nos ocurren más de uno/a).

guillermo-furisase
Con su padre, Guillermo Furiase, y su hermano Guillermo, cuando eran niños.

Elena Furiase no ha tenido aún su gran papel, pero sigue trabajándose su camino con perseverancia, al igual que Lolita, que supo revertir los malos momentos para convertirse en la actriz consagrada que es hoy en su madurez. La nieta mayor de Lola Flores no hace ruido ni con su vida personal ni con la profesional, pero sigue sumando, quizás con la idea de que cuando haya que echar la vista atrás llevará mucha experiencia acumulada que le habrá permitido llegar a donde tenga que llegar.

Habrá que seguirle la pista.