«Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa», reza el comunicado del hijo del productor.


En los últimos días, la noticia del supuesto intento de asesinato de Josep María Mainat a manos de su mujer, Angela Dobrowolski, ha copado los titulares de toda la crónica social. Un suceso que está en boca de todos y del que se aportan nuevas informaciones a cada hora que pasa. En concreto, ayer viernes ‘Ya es mediodía’ emitía en directo las imágenes de una mujer que gritaba a todo pulmón en la puerta de la casa del productor de televisión y que provocaba un escándalo en el que tuvo que intervenir la Policía y una ambulancia.Tan solo unas horas después, Pol Mainat, el hijo de Rosa María Sardà y el creador de ‘Operación Triunfo’, emitía un comunicado en el que hacía hincapié en que las últimas semanas habían sido «terribles» para su familia.

GTRES

En primer lugar, Pol Mainat aseguraba que sentía mucho dolor por lo que se estaba viviendo en las últimas horas y hacía hincapié en que sus hermanos pequeños no se merecían «nada de lo que está pasando». «Son muchas las cosas que han pasado en el último año y todas, terribles. Me daría una profunda vergüenza contarlas en público y desearía que jamás salieran a la luz. En este momento, toda mi energía está centrada en mantener a mi padre y a mis hermanos a salvo de una persona cuyo objetivo es la destrucción de nuestra familia», reza el comunicado.

A través de Chelo García Cortés en ‘Sálvame’, el hijo del productor rompía su silencio sobre todas las informaciones vertidas en las últimas horas e insistía en que eran cosas que «desconocían por completo«.

Se pronuncia sobre la mujer que se presentó en casa de Josep María Mainat

Telecinco

Con una esperpéntica imagen que parecía estar sacada del mejor guion de una serie de televisión, una misteriosa mujer salía de la casa de Josep María Mainat y gritaba a pleno pulmón que le devolvieran sus pertenencias. Además, dejaba claro que conocía al productor y que había hablado con él esa misma mañana. Sin embargo, el comunicado de Pol Mainat deja claro que no conocían de nada a la susodicha.

«Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa, ni teníamos constancia alguna de su relación con la esposa de Josep Maria hasta que empezó la investigación policial. En nuestra familia estamos igual de consternados que vosotros ante las vergonzosas imágenes que se están viendo dentro de nuestra propiedad. Y quiero dejar claro que mi padre nunca ha participado en estas actividades. Tan solo ha pretendido ser, en estos años, un buen compañero y, sobre todo, un buen padre, como lo ha sido siempre conmigo», insiste el sobrino de Xavier Sardá.

Además, el joven insiste en que la justicia se está haciendo cargo de la investigación y ha demostrado que «las acusaciones de la esposa de mi padre contra él son absolutamente falsas«. Por otro lado, en el comunicado insisten en que no van a dar más detalles sobre el presunto asesinato y buscan la máxima discreción para mantener a sus dos hermanos al margen.

Asimismo, Pol Mainat ha querido tener unas palabras de cariño hacia la prensa por el respeto y delicadeza que le han demostrado en los últimos tiempos a raíz del fallecimiento de su madre, Rosa María Sardà, así como «ante los terribles sucesos que se están viviendo en nuestra casa».

Así se gestó el presunto asesinato de Josep María Mainat

Foto: Gtres

El supuesto intento de asesinato de Mainat tuvo lugar en la madrugada del 22 al 23 de junio, tal y como ha desvelado ‘La Vanguardia’. El empresario, su mujer y sus dos hijos cenaban juntos en la casa que compartían antes de su separación (seis meses atrás) en el barrio de Sant Gervasi, en Barcelona. Tras terminar la cena, Mainat se fue a dormir a su habitación. Las cámaras de seguridad del domicilio captaron cómo Dobrowolski entró hasta en 13 ocasiones al dormitorio de su aún marido.

Las imágenes captadas por el sistema de seguridad de la residencia recogen cómo, supuestamente la joven hispanoalemana le administró insulina a Mainat, que es diabético. Las inyecciones le provocaron un cuadro de hipoglucemia, una bajada de azúcar y la entrada en coma. Tras comprobar que la disminución de la glucosa en sangre era ya evidente y que le había provocado un coma, decidió llamar a la ambulancia. El catalán permaneció dos días ingresado en un centro hospitalario. Pol Mainat, el hijo del productor y de la actriz Rosa María Sardà, interpuso la denuncia cuando su padre ingresó en el hospital con un cuadro de coma diabético. Esto desencadenó la detención y la apertura de una causa judicial contra Dobrowolski por tentativa de asesinato con alevosía.