La actriz está pasando las últimas semanas de embarazo en casa, pero ha salido para hacer un plan de lo más relajante: acudir a su centro de belleza de confianza para un tratamiento de belleza.


Paula Echevarría está pasando las últimas semanas embarazada. La actriz se encuentra ya embarazada de más de siete meses, pero lo cierto es que su barriga está ya bastante gordita. Aunque está pasando gran parte de la recta final de su embarazo en casa, Paula no duda en salir de la vivienda en la que vive con su pareja, Miguel Torres, para hacer algunos recados o para acudir a centros de belleza.

La actriz está muy concienciada en llevar un embarazo mejor que el que pasó con Daniella, en el que engordó más kilos de los que ella se esperaba. Esto le ha llevado a ponerse en manos de una entrenadora personal, que le ha adaptado los ejercicios a su estado. Además, con ayuda de tratamientos de belleza para embarazadas, está tratando de controlar la retención de líquidos ocasionados por el embarazo.

Este miércoles se ha dejado ver por las calles de Madrid cuando acudía precisamente a su centro de belleza de confianza con un vestido ceñido negro, que dejaba ver el avanzado estado de gestación en el que está. Paula Echevarría se ha abrigado con una chaqueta del mismo punto que el vestido. Ha completado el look con unas deportivas, el calzado perfecto para estar cómoda, un bolso negro y gafas de sol. En el pelo ha lucido una coleta, que ha recogido con una gomilla negra.

Paula Echevarría ha acudido a un centro de belleza

© Gtres.

Últimamente no es habitual encontrar a Paula Echevarría fuera de casa. La actriz parece estar muy concienciada con el coronavirus y para mantener precaución -es una persona de riesgo por encontrarse embarazada- prefiere pasar la mayor parte del tiempo en casa. Desde allí comparte su día a día, sus looks e incluso sus momentos más divertidos.

Sin embargo, este miércoles encontraba una razón para abandonar el encierro. Y es que no hay nada como relajarse mientras uno se hace un tratamiento de belleza, que estamos seguros que le vendrá muy bien para el embarazo. La actriz se está cuidando mucho y ahora que le quedan apenas unas semanas para conocer a su bebé, está más concienciada con estos cuidado.

Ha abandonado su encierro por unas horas

© Gtres.

La cara de la actriz lo decía todo hace unos días, cuando enseñó cómo estaba su barriga de embarazada, la que ahora hemos visto durante su último paseo por las calles de Madrid. Con una sonrisa en la cara, Paula Echevarría enseñaba su ratito de sofá en casa. Y es que en plena recta final del embarazo son más que necesarios estos ratitos de descanso. Hace apenas unos días aseguraba que tenía más sueño que nunca, consecuencia de su avanzado estado de embarazo.