La periodista está aprovechando al máximo los últimos días de vacaciones y ha hecho un plan de lo más aventurero con sus hijos antes de volver a la rutina. Está a punto de empezar una nueva vida en Madrid tras cinco años en Oporto.


Sara Carbonero e Iker Casillas están exprimiendo al máximo sus vacaciones de verano. Desde su mudanza de Oporto a Madrid, la pareja optó por pasar este verano tan atípico en España, recorriendo sus lugares favoritos, con el fin de reencontrarse con su familia y amigos después de un largo confinamiento que les impidió salir del país vecino.

Su idea fue pasar los días de vacaciones en sus respectivos pueblos. Pasaron unos días en Corral de Almaguer, el pueblo de la periodista, y después se desplazaron hasta Navalacruz, el pueblo del ex portero del Oporto. Desde estos destinos, no han parado de compartir todos los momentos tan increíbles que han pasado en familia. 

Sara Carbonero ha optado por unas vacaciones rurales este verano

Septiembre ya está aquí, pero todavía quedan unos días para que sus hijos, Martín y Lucas, empiecen el colegio en la capital española, donde se instalarán este año tras la decisión de volver a España tras su grata experiencia en Portugal. Mientras llega el momento de volver al cole, Sara Carbonero ha preferido desplazarse hasta su pueblo para pasar los últimos días del verano.

Allí ha querido sorprender a sus hijos con un plan de lo más aventurero: pasar un día con caballos. Ella misma ha querido compartir lo mucho que han disfrutado en familia. Sara y sus hijos han podido estar cerca de unos caballos, a los que han tocado y han dado comida. Eso sí, en todo momento protegidos con sus mascarillas.

Sara no ha dudado en mostrar las bonitas imágenes de este día, donde podemos apreciar el plan que les ha permitido estar en contacto con la naturaleza. Sin duda, un plan perfecto para desconectar en el campo antes de tener que volver a Madrid para empezar una nueva etapa tras pasar cinco años de sus vidas en Oporto.

El mejor plan para desconectar antes de volver a la rutina

El matrimonio, que ha pasado los últimos años en Oporto, quieren empezar una nueva vida en la capital madrileña. Son muchas las opciones que tiene Iker Casillas para volver al Real Madrid, el equipo que le hizo alzarse como uno de los mejores porteros, al lado de Florentino Pérez.

Sin todavía ninguna confirmación oficial por parte del equipo blanco, Iker y Sara ya comienzan su nueva vida en España dejando atrás su anterior vida en el país vecino, Portugal. Lo que también es cierto es que ambos se han encontrado muy cómodos durante su estancia en Oporto, encontrando una nueva forma de vida mucho más relajada a la que tenían en Madrid.

Han alquilado su casa de La Finca

Tras estas vacaciones, volverán a la capital, pero no lo harán en este espectacular chalet donde vivieron su amor en la exclusiva urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón, en Madrid. Y es que han decidido alquilarla. Esta increíble vivienda llevaba puesta a la venta un tiempo, pero viendo que finalmente nadie se hacía con ella, el matrimonio tomó la decisión de ponerla en alquiler y ya tiene inquilino.

Durante el primer trimestre, la casa de Iker y Sara encontró nuevos inquilinos que ya pasaron la cuarentena en esta vivienda de mil metros cuadrados. Y es que pesar de lo publicado, en SEMANA hemos podido saber que la casa no está en venta, sino que está alquilada y que tiene inquilino desde el mes de abril.