La ‘influencer’ ha vuelto a las redes sociales para mandar un mensaje a sus seguidores y para desvelar su plan familiar tras confesar su enfermedad.


Positiva. Así encara María Pombo la nueva etapa que le ha tocado vivir cuando le han diagnosticado (por el momento) mielitis. Hace unos días publicaba su vídeo más complicado confesando que había tenido que acudir al hospital después de haber tenido un hormigueo por el cuerpo. Finalmente, y después de varias pruebas médicas, la ‘influencer’ desvelaba que tenía inflamación de la médula y está a la espera de conocer los resultados de algunas otras pruebas que tuvo que hacerse.

En el vídeo que compartió contando el motivo de su ausencia, María pedía a sus seguidores un poco de empatía, ya que asegura que estará todavía algo desaparecida de sus redes para asimilar lo que ha ocurrido. Sin embargo, después de varios días de compartir su publicación más complicada, la ‘influencer’ volvía a las redes para agradecer los mensajes recibidos.

«Qué felicidad por fin haber pasado a la fase 1. Nosotros vamos a celebrar hoy el cumple de mi madre, que como sabéis, fue ayer. Lo vamos a celebrar en casa de Álvaro y Lu, que tienen piscinita. Voy a poder tomar el sol por fin si las nubes me dejan. No he estado más blanca en mi vida», decía feliz desde su coche, antes de ir a ver a su familia por primera vez desde que se decretara el Estado de Alarma.

No ha dejado pasar la oportunidad de contar cómo se encuentra: «Os quería agradeceer muchísimo, no tengo palabras de agradecimiento, por todos los mensajes… porque me hace sentir muy afortunada, muy arropada. De verdad, muy feliz… Deciros que estoy bien, positiva, intentando ver el lado bueno que tiene cada situación y nada, deciros que me duele mucho la cabeza, pero me han dicho que es normal, y que me puede durar hasta una semana. Se me pasa cuando me tumbo, así que tiene fácil solución. Os mando un besazo muy fuerte», terminaba diciendo agradecida.

Unos minutos después, compartía con sus seguidores el plan familiar que han hecho no solo para verse después de tantos meses, también para celebrar el cumpleaños de la madre de María Pombo, que cumplía el pasado sábado años. El estar en fase 0 les hizo imposible reunirse, pero ahora que Madrid está en fase 1 desde este lunes, no han dudado en reencontrarse.

 

 

Y no hay mejor plan que disfrutar de una merecida comida. Para ello, han ido al McDonald’s para comprar hamburguesas y disfrutar de un momento de lo más deseado. Y no podían faltar, por supuesto, patatas. Y es que María siempre ha sido una loca de las patatas. Tanto es así que en una de sus despedidas de soltera, la ‘influencer’ fue vestida como una paquete de patatas de este restaurante.

Después de unos días de tensión, María Pombo ha querido desconectar con su familia, con la que tiene una relación increíble. La ‘influencer’ está a la espera de los resultados de algunas pruebas médicas que tuvo que hacerse hace unos días, pero mientras tanto, ha optado por mostrarse positiva: